viernes, 17 de febrero de 2012

La intolerancia religiosa y nuestro derecho a la libertad

Yo tengo que aguantar al cura diciendo desde el púlpito que los católicos deben aceptar a todos y que nos deben amar, pero que nos iremos al infierno los que no compartimos sus ideas, que vivir bien es vivir como la Iglesia lo ordene, los demás estamos equivocados y que es su obligación hacernos entender, querrámos o no... esa es la idea de la libertad religiosa y de opinión que ellos dicen defender.

Claro que cuando es al revés, cuando es otra persona quien no comparte sus ideas o se expresa en contra, a los fanáticos ya no les gusta mucho. Ellos pueden juzgar y condenar, total al tener la verdad absoluta no hay problema con la equivocación y la defensa de sus intereses no tiene por que estar circunscrita a lo mundano, menos a las leyes: recordemos que responden a un interés divino... Hipocresía total y para muestra un botón, hoy ElPaís.com informa que la galería que muestra fotografías de Bruce LaBruce, Fresh Gallery sufrió un ataque en el cual quebraron las ventanas e incluso lanzaron bombas molotov que no explotaron. El motivo, las fotografías que representan a distintos personajes con fetiches religiosos y en situaciones sexuales.

Imagen tomada de la Galeria de Fotos de ElPaís
Acá el meollo es la libertad: los religiosos son libres de expresarse. Los demás, quienes no compartimos sus creencias somos libres de expresarnos. Mismo derecho y mismas obligaciones. Ese respeto es constante, nos guste o no lo que escuchemos o lo que vemos. El problema es cuando el propio manual quien les dice que tienen el derecho a hacer valer sus ideas por que defienden a un ser divino y que además hacen bien con ello: quien no está con ellos, está en su contra. Allí el límite entre lo permitido y lo que es ilegal, se pierde.

Que unas fotografías generen vandalismo y el lanzamiento de bombas molotov es muy peligroso, no tanto por sus efectos propios, sino por lo que representa y debe tomarse en cuenta que eso no es libertad, eso es un delito fomentado por la cegez religiosa y el fanatismo, algo que no se puede ni debe aceptar. Esa falta de tolerancia es igual a la persecución de Hamza Kashgari, perseguido por sus comentarios respecto de Mahoma y con la grave posibilidad de ser condenado a muerte... ahora bien ¿si las bombas hubieran estallado... si alguien hubiera estado allí?... ¿cuál es la diferencia entre unos y otros? la intolerencia es igual en ambos casos. El fanatismo religioso no tiene predilecciones en sus seres imaginarios, todo fanatismo es igual de peligroso y la única forma de mantenerlo al márgen en defendiendo nuestras libertades y derechos.

8 comentarios:

Ateo dijo...

Cuanta razón tienes Señor de Xibalba si no defendemos el derecho a la libertad de expresión el fanatismo religioso nos hará volver a las cavernas

http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2011/12/el-cristianismo-se-une-al-acoso-de-la.html

Anónimo dijo...

Hola Señor Xibalba, he leído tu blog durante toda la tarde y seguiré leyendo en la noche y debo agradecerte por tan excelentes aportes que realizas. Me sorprendió mucho saber que eres guatemalteco, al igual que yo, porque ambos sabemos que nuestro país es profundamente religioso y toda persona que vaya en contra de ello es mal vista, incomprendida, menospreciada, señalada y reprochada por sus padres y demás gente, como me ha ocurrido en varias ocasiones.

Espero que sigas posteando más temas, entre más leo e investigo, mas me convenzo que no necesito de un dios para ser feliz y dar un sentido a mi vida.

Te envío un afectuoso saludo,

Sofía

Pikeru dijo...

Mis felicitaciones por atreverse a defender la libertad, incluso cuando hay que enfrentarse a la poderosa iglesia, ahi vemos quien es quien.

Increible que todavia haya personas que crean que la gente "habla mal de la iglesia" con calumnias y no se de cuenta de la verdad.

http://ladivaenelespejo.blogspot.com/2012/01/el-santo-de-los-corre-caminos.html

Señor de Xibalba dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Efectivamente vivimos en una sociedad hipócrita, donde hacemos lo que queremos y después vamos a cargar en Semana Santa para que se nos borren los pecados. Saludos

Mirimbokuile dijo...

Lo que no dice el "manual" es que lances bombas molotov y cometas vandalismo. Ahí el problema no es el manual o la Iglesia sino los desadaptados que no saben ni seguir su propia doctrina de paz y amor...

Señor de Xibalba dijo...

No lo dice ya que en ese tiempo no existían bombas molotov, pero ¿quieres que hagamos recuento de cuántas guerras, cuántas matanzas, cuánto bandalismo, cuántas muertes se realizaron a lo largo de la Biblia ordenadas por dios o derivadas de él? obviamente quienes están mal son los fanáticos que es creen a pies juntillas esas historias y se consideran nuevo cruzados obligados a defender a como dé lugar a su idea de su dios... saludos

Mirimbokuile dijo...

Efectivamente, hablaba dentro del contexto de tu artículo. Las épocas avanzan y la religión no justifica la actitud de esos vándalos. Ahora bien, si equilibráramos nuestros derechos con algo de consideración a la sensibilidad ajena, ¿no sería un poquito mejor este mundo?

Anónimo dijo...

Tienes libertad, pero aquella que te debe decir hasta dónde llegar para evitar la mofa, la burla. Gracias, Felipe