martes, 7 de diciembre de 2010

Lavando cerebros...

Por que es una necesidad religiosa inculcar creencias en los niños (tema además tratado acá y acá) para que, renunciando a la razón, acepten la fábula del cristianismo y, sobre todo, que el sufrimiento es bueno siempre y cuando sea en nombre de la religión, algo que naturalmente rechazaríamos si no fuera por el lavado de cerebros religioso... de este modo se enseña que torturar y matar es factible si Dios nos lo pide, es aceptable sufrir o castigar en nombre de la religión. Así se condiciona el comportamiento de los niños cuando se les hace ver que Jesús fue torturado y asesinado, como prueba de amor, un amor malentendido si se toma en cuenta que todo fue un plan de su propio Padre (que además es Él mismo) y que pudo haber evitado desde un inicio. Asi, ese Viacriucis para niños no es más que un libro donde se les lava el cerebro para aceptar como correcto algo que no lo es.

3 comentarios:

Daywalker dijo...

Al menos existe el libro de Michael Schmidt-Salomon.

"¿Cómo llego a Dios, por favor?, preguntó Cerdito. Un libro para todos los que no se dejarán engañar"

Como va a ser bieeeen difícil que lo halle en Lima, tengo la versión en pdf. Pero desearía el original para disfrutar de las ilustraciones ( y volver a recordar cuando era niño y no había gente asustándome con sus dioses y fantasmas).

Anónimo dijo...

Este artículo me recordó cuando vi el documental "Jesus Camp", en donde se adoctrinan menores de edad para creer en jesus y lo hacen de una manera bastante abusiva, por así decirlo.

Saludos desde Chile.
Rodrigo.

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por los comentarios: Daywalker: te iba a pedir el libro pero ya ví que lo posteaste, gracias.

Rodrigo, el documental es muy bueno, está colgado también en el blog y da miedo... saludos