viernes, 3 de diciembre de 2010

Descartando los argumentos "Las Crueldades del Ateísmo" de Peter Masters (IV)

Continúo con las entradas de lunes, martes y miércoles:

4. El Ateísmo es Voluntariamente Irrazonable:

Pero el ateísmo es aún peor de lo comentado. El ateísmo es pecaminoso porque es también intensamente irrazonable. ¿Has argumentado alguna vez con alguien, o tal vez has llamado la atención a una persona y has sentido que te estás enfrentando con un muro irrazonable? ¿Has sentido alguna vez la frustración y desesperación de ser confrontado con un prejuicio total e irrazonable? Todos nuestros argumentos y súplicas resultan vanas. No puede tratarse ningún asunto sobre una base razonable y lógica porque dicha persona está decidida a lograr el objetivo previamente establecido. Así es la naturaleza del ateísmo. Los ateos están decididos a ser ateos y se asirán de cualquier ramita para desechar a Dios.


Explicación del undécimo argumento absurdo: Este argumento en particular pareciera estar presentado por un ateo en contra de la argumentación de un creyente... el pato le tira a las escopetas es un refrán que se acomoda bien ya que el autor parte de la base improbada que Dios existe, algo que da por sentado y tergiversa la posición del ateo.

En un proceso lógico natural de comprobación de una afirmación corresponde a quien asegura. De este modo la carga de la prueba está en quien afirma y esa a él a quien le corresponde presentar las evidencias falsables de su afirmación de modo que cualquier persona, repitiendo los mismos pasos, pueda obtener los mismos resultados. En caso no existan pruebas de las afirmaciones la postura correcta y sensata es la incredulidad de la afirmación toda vez que no se ha probado. Ejemplos interesantes de lo absurdo de creer en lo que no tiene prueba nos ha presentado Carl Sagan con su analogía del dragón en la cochera o Bertrand Russell con su analogía de la tetera invisible
o, incluso, el absurdo ejemplo de la mofa de besar el culo de Hank.

Lo lógico y razonable es ser escéptico, de hecho somos escépticos en casi todas nuestras actuaciones ¿por qué dejar de serlo en lo que a creer en un dios se refiere? los creyentes son escépticos de todos los demás dioses que consideran falsos. La diferencia es que no aplican el mismo razonamiento escéptico al dios de su creencia.

Es por ello que no es cierto que lo lógico y razonable es creer en que existe un dios, a menos que se presenten las pruebas correspondientes.

... No hay nada más irrazonable que rehusarse a creer en Dios. Va en contra de toda la avalancha de evidencias visibles a nuestro alrededor. Cuando contemplamos el mundo creado con su orden, complejidad y diseño, y sus sistemas y sus siclos, podemos ver con certeza la evidencia y las indicaciones de una inteligencia creativa. Pero debido a que el ateísmo es más un prejuicio que un punto de vista, no siente el reto que presenta la evidencia del universo.

Explicación del duodécimo argumento absurdo: El autor recurre a un viejo argumento deísta y creacionista que fue acuñado en su momento por Santo Tomás de Aquino llamado las Cinco Vías de demostración de la existencia de Dios.  Dicho argumento ha sido suficientemente analizado y refutado como para entrar a analizarlo punto por punto, por lo que haciendo clic en los links antes citados pueden revisar algunas de estas refutaciones; dejo además el libro de Richard Dawkins "El Relojero Ciego" en el cual se nos demuestra la forma de como se genera la evolución y las imperfecciones de un supuesto diseño perfecto, lo cual la sustenta.

Aunado a ello, el razonamiento del autor es una falacia non sequitur en el cual la consecuencia (existencia de Dios) no sigue el orden de las premisas toda vez que el hecho que exista un mundo complejo no significa que sea diseñado y, mucho menos, que este haya sido diseñado específicamente por el dios del creyente. Este es otro argumento falaz utilizado normalmente por el creyente en el cual menciona que alguien tuvo que haber diseñado el Universo y, cae inmediatamente en la afirmación que tuvo que ser su dios dejando un agujero gigantesco en su razonamiento.
 

... Es interesante notar que muchos científicos en la frontera de la investigación, escriben ahora oponiéndose y desacreditando la teoría de la evolución como una explicación de la vida. Sin embargo, esto no ha detenido la tenacidad "religiosa" con la que los ateos se aferran a la evolución. Ni siquiera sienten alguna responsabilidad de dar respuesta a esta literatura. ¡Para nada!

Explicación del trigésimo argumento absurdo: El autor no señala o identifica ninguna de las publicaciones científicas, nombres de los científicos o lugares donde pueden encontrarse esos "escritos" en los cuales, según él, se oponen y desacreditan la Teoría de la Evolución como explicación de la vida. ¿Por qué no lo hace? por que no creo que haya científico que haya aceptado eso ya que es tan sencillo como entender que la Teoría de la Evolución NO explica la vida como tal, no explica su origen.  Es importante señalar también que la Teoría de la Evolución no es completa y se ha ampliado y mejorado con la teoría sintética de la evolución, con la genética y demás ramas que se complementan y van encontrando, poco a poco, con sus devenires, contradicciones y soluciones, el camino del conocimiento.

Por otra parte, el autor asume que todos los ateos son científicos y deben responder escritos (¿imaginarios?) de quienes según él han descreditado la Teoría de la Evolución, lo cual no es cierto ya que son los científicos quienes están obligados a comprobar o desacreditar a otros científicos. El hecho que muchos científicos no sean creyentes no significa que todos los ateos sean científicos.

... El ateísmo es asimismo irrazonable en la promoción y protección de sus ideas y esquemas. Habiendo desechado las antiguas normas morales de la Biblia, el ateísmo las ha sustituido con su propio sistema ético, débil como es. Sus proponentes sostienen que la organización de la sociedad de conformidad con los valores ateos producirá un mundo moralmente liberado, feliz y ordenado. Sin embargo, siempre que se han implementado estas alternativas, han conducido al desastre. La libertad sexual atea ha sido probada al igual que las políticas ateas en relación al crimen y al castigo (basadas en el ingenuo mito de la bondad esencial de la naturaleza humana), y solamente han producido un caos en la sociedad. Pero el ateísmo nunca asume la responsabilidad por el fracaso de sus teorías.

Explicación del cuadragésimo argumento absurdo: Como se ha explicado anteriormente, no son los ateos los que fijan las pautas sociales sino que es el propio individuo que vive en colectividad que determina junto con sus demás congéneres las normas conductuales que rigen la convivencia. Si en algún momento se han desechado normas bíblicas es porque estas no responden a las necesidades de la colectividad y no por que los malvados ateos las han eliminado. Se nos dá demasiado valor en el sentido de poder manejar una sociedad a nuestro antojo...

Por otro lado, no es cierto que los hombres sean bondadosos por naturaleza, esa generalización es tan absurda como considerar que somos malos por naturaleza.  Los seres humanos actuamos de conformidad con las valoraciones de costo-beneficio que realizamos, tal y como lo hemos ya establecido.

Por último, tampoco es cierto que hayan existido políticas o teorías o sistemas ateos como los presenta el autor. Existen y han existido sistemas políticos o economícos comunistas o socialistas que dentro de su estructura funcional o ideológica han asumido ideas ateas y, como en todos los regímenes totalitarios o que violentan la libertad individual, se cometido violaciones a los derechos del individuo pero ello no significa que es por que son ateos, sino por que no respetan  las libertades individuales. Nuevamente se genera una falacia non sequitur al esgrimir ese argumento.

 ... Precisamente ahora, este país está experimentando una tormenta de preocupación por el crimen y el desorden social. La gente se encuentra alarmada por el incremento de la delincuencia juvenil así como por los crímenes cometidos contra los niños, perpetrados aun por sus propios padres. De pronto, tanto los periódicos como los documentales de la televisión, han comenzado a reflejar la preocupación pública, y los políticos se han visto forzados a aceptar que algo ha producido una catástofre en nuestra sociedad. Lo que contemplamos no es más que el resultado de muchas décadas de hostilidad persistente en contra de los valores y las normas de Dios. Es el fruto del ateísmo.

Explicación del quincuagésimo argumento absurdo: El punto que desvirtúa el argumento ya ha sido expuesto y es que la acción humana y las decisiones, asi como la "decadencia" social no depende de la creencia per se, sino de sistemas de valores individuales y efectivos sistemas legales que juzgen y penen a los que infrijen las normas. El autor obvia todo lo anterior y todos los males de la sociedad le son conferidos al ateísmo sin limitación alguna.

Si aplicaramos el mismo razonamiento absurdo, podríamos concluir que existe violencia contra los menores en virtud de las reiteradas muertes y amenazas ordenadas o infringidas por el mismo Dios que obran en contra de estos en el Antiguo Testamento, así como al revisar los valores y normas de Dios de los que muchos cristianos se sienten orgullosos nos podemos dar cuenta que no son tan "rectos" o "morales" como pretende el autor, siendo un buen ejemplo de relativismo moral. Sin embargo estos hechos bíblicos deben quedar de lado en un razonamiento objetivo y únicamente ser utilizados para demostrar las incongruencias cristianas.


... El ateísmo, sin embargo, nunca aceptará responsabilidad alguna. Ciertamente los militantes ateos nunca dirán: "hemos delineado el perfil moral de la sociedad durante casi medio siglo y lo que vemos ahora es el fracaso de nuestros conceptos desastrosamente erróneos acerca de la naturaleza moral de los seres humanos."

Explicación del décimosexto argumento absurdo:  A riesgo de parecer repetitivo es imperante dejar claro que el ateísmo enfoca, a diferencia del creyente, la idea que el ser humano debe de comportarse correctamente por que es lo correcto, por que es la base de la convivencia humana y se trata de deja de lado el premio o castigo como motivo de buen comportamiento. No es cierto que el ateo pretende abandonar la idea de Dios para violentar las normas de comportamiento, sino que pretende que se enfoque correctamente el esfuezo del buen comportamiento a efecto se establezcan condiciones y consecuencias directas y determinadas, acá y ahora, en la realidad y no en mundos fantásticos.

Por lo demás se presenta una nueva falacia de hombre de paja en donde el autor dice lo que el ateísmo militante no dirá y sobre dicha invención concluye. Asimismo salta la duda: suponiendo que el ateísmo ha delineado el perfil moral de la sociedad por medio siglo ¿qué ha ocurrido con 1,950 años de cristianismo?, ¿es tan débil la filosofía cristiana que puede abandonarse con 50 años de ideas ateas...? el absurdo salta a la vista y, en todo caso, si algunas ideas religiosas cristianas se han dejado de lado es por que no responden a las necesidades sociales imperantes al ser retrógradas y no regular la conducta humana.

... El ateísmo no puede enfrentarse a la evidencia de un Creador, ni tampoco a la evidencia de la quiebra de su sistema "moral" alterno, debido a que es por su naturaleza totalmente irrazonable. Lo que es irrazonable no se preocupa por las evidencias. Adopta cualquier teoría que viene en apoyo de sus opiniones, y se vuelve ciego a todo aquello que lo contradice. El ateísmo ha sido siempre así. Aunque ahora dé apariencia de fortaleza y respetabilidad, que nadie se engañe. El ateísmo tiene la determinación de ser irrazonable en su decisión de extirpar a Dios del pensar humano, sin importarle las consecuencias. Para el ateísmo, ya que no debe existir jamás ninguna restricción moral, entonces la noción de que el Creador ha dado normas morales absolutas para la raza humana, no puede ser tolerada de ninguna manera.


Explicación del décimoséptimo argumento absurdo: Bueno, pues en principio no hay evidencia de un Creador y no existe un sistema moral ateo como tal, sino existe una búsqueda por que se reconozca que el sistema moral social que es aceptado por el individuo debe de dirigirse a la realidad. Allí no existe irracionalidad alguna.

El ateísmo no debería limitar la libertad de nadie ni intentar extirpar a Dios del pensamiento humano. Cada persona debe ser libre para escoger sus propias creencias o credos. Eso si, el ateo tiene exactamente el mismo derecho de presentar las evidencias que sustenten sus propias ideas o que descrediten las de otros que las hacen públicas y es allí donde se cumple exactamente lo que el autor pretende achacar al ateísmo: el creyente prefiere obviar hechos que ponen en evidencia la falsedad de muchos dogmas religiosos.  Dios no debe de ser extirpado sino que simplemente y de forma espontánea irá desapareciendo mientras más respuestas tengamos.

Nuevamente: no existen normas morales absolutas ya que estas dependen del tiempo y lugar y de las necesidades sociales y, tal y como se ha establecido, no son fines en sí mismas, sino que son medios para lograr la correcta convivencia humana en sociedad.


... Las palabras de la Biblia: "No hay temor de Dios delante de sus ojos," son muy fuertes. Forman una figura de lenguaje que describe a la gente como rechazando el conocimiento de Dios en su horizonte personal. Dondequiera que alcen su mirada, no quieren ver la más pequeña indicación de que Dios pueda existir. La meta del ateísmo es sacar a Dios de cualquier rincón de la sociedad.

Explicación del décimoctavo argumento absurdo: Por último, la meta del ateísmo es generar un pensamiento crítico respecto de la (pseudo) idea de Dios y que cada quien saque sus mejores conclusiones.


En resumen el ateísmo no es una postura irrazonable, ni dogmática, ni equiparable a las religiones, sino que hasta el momento podemos concluir que es el resultado de un proceso mental, esquematizado y lógico, por medio del cual se ha llegado a la conclusión que no existen evidencias que sustenten la afirmación "Dios existe".


Continuaremos otro día con los siguientes puntos...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre la 16, más allá de que es falsa sin dudar, da ganas de agradecerle el honor y preguntarle dónde está la crisis. A pesar de que hay muchas cosas repudiables en la sociedad actual, esta es la época más pacífica, menos violenta, más justa y tolerante, etc. que haya existido en la historia de la humanidad (contando guerras y todo).

Señor de Xibalba dijo...

Tienes razón, mayores expectativas y condiciones de vida aunque a un costo elevado por la industrialización... en fin, no free lunch dicen los gringos, saludos