martes, 28 de julio de 2009

La necesidad religiosa de inculcar creencias a los niños: creando terroristas suicidas


"Les lavaban el cerebro de tal forma que incluso llamaban infieles a sus padres"
(Nota de El País)

Según el reportaje las "... fuerzas de seguridad paquistaníes que combaten a los talibanes en el valle de Swat, al norte de Pakistán, han rescatado a alrededor de una docena de niños que habían sido entrenados y adoctrinados para convertirse en terroristas suicidas. Según un alto mando militar, los niños eran arrancados de sus familias, se les instruía con grabaciones sobre opresión a los musulmanes en distintas partes del mundo y con pretendidos mandatos religiosos hasta que estaban dispuestos a inmolarse."

La nota también asegura que el lavado de cerebro consistía, entre otras cosas, en hacerles ver grabaciones sobre la opresión que sufren los musulmanes en los territorios palestinos o en la región de Cachemira, que se disputan India y Pakistán. También se les adoctrinaba en materia religiosa, diciéndoles que irían al cielo si mataban a enemigos del Islam.

Tanto la utilización de mártires como el ofrecimiento de una vida después de la muerte, son constantes en todas las religiones.

Cualquiera dirá que el fundamentalismo islámico es algo relegado al Medio Oriente, que las religiones no son así.

Pues eso no es cierto: todas las religiones no islámicas inician un lavado cerebral desde niños, el motivo fue expuesto en esta entrada. Desde el bautismo, la catequésis, los sermones, las misas o cultos, la asistencia a la iglesia o templo o salón, todo está dirigido a hacer ver que existe una única verdad: la implantada.

El caso de los niños talibanes es extremo, pero si alguien trata de desvirtuar la idea religiosa implantada a un niño por cualquier religión, se topará con una muralla sumamente difícil de franquear, donde se acepta como verdad absoluta e invariable la que se ha implantado, sin importar su veracidad o no. Estamos en presencia de autómatas que cumplirán y reaccionarán a condicionamientos predeterminados, algo muy parecido condicionamiento pavloviano.


Por otro lado, en nuestras sociedades existen casos de lavado cerebral de niños sin que nos percatemos o, donde nos hacemos de la vista gorda. Ejemplos sobran como la secta del Opus Dei que elimina la libertad y individualidad de quien cae en sus redes (un buen blog con algo de información acá)o los Testigos de Jehová cuyos niños prefieren morir a ser objeto de una transfusión de sangre (acá una página con información de ex Testigos de Jehová). O tantos niños que son objeto de abusos por parte de religiosos de todo tipo y que no dicen nada por miedo a perder sus posibilidades de "salvación"...

Los niños talibanes encontrados son un frío ejemplo de los resultados del lavado cerebral religioso sin embargo éste no se limita al Islam.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Ya se sabe que para ser católic@, hay que bautizarse. ¿lo mismo pasa con lo de ser cristian@?

Señor de Xibalba dijo...

Anónimo: Según los cristianos solo es necesario que "aceptes a Cristo" sin embargo para representar eso debes sumergirte en agua, así que la respuesta es depende de a que rama te refieras.

Si deseas continuar las preguntas, te agradecería que te identificaras con un nick y que la continuaras haciendo acá.

Saludos