jueves, 29 de abril de 2010

¿Por qué aún aceptamos la religión? (I). Pseudorespuestas sencillas y simples a problemas complejos = religión


¿Por qué aún funciona la religión...? en estas entregas trataré de comentar porqué, a mí criterio, aún se aceptan las ideas religiosas sin mayor examen crítico.

Debemos partir que todo aquello que no es útil para el ser humano queda desechado y en desuso, por lo que alguna utilidad tendrá la religión. El objetivo es determinar si efectivamente existe dicha utilidad o son simples espejismos:

Uno de los motivos por los que creo que funciona la religión es el conocido por muchos: respuestas sencillas y simples para problemas complejos sin importar que dichas respuestas estén equivocadas o no. De hecho no son respuestas, sino pseudo respuestas que finalmente generan nuevas interrogantes.

Acá dos aspectos que creo que fomentan dicha motivación:

El primero constituido en mayor o menor medida en la falta de recursos o la simple pereza mental, inclusive el acomodamiento y en gran medida la fe ciega que no permiten que se obtengan respuestas concisas, coherentes y consecuentes respecto de los avances científicos y tecnológicos. Es increíble leer o escuchar que muchos piensan aún, pese a las toneladas de evidencia, que la Tierra fue creada de acuerdo al génesis o que existió un Diluvio Universal.

El segundo es que efectivamente no lo sabemos todo y por lo tanto no tenemos certeza y respuestas absolutas de ninguna forma e, incluso, hay mucho que no sabemos. Sin embargo la efectiva falta de respuestas para algunas interrogantes no pueden llenarse con pseudo respuestas ya que no son suficientes para llenar dicho agujero del conocimiento y al contrario, generan nuevas interrogantes. Poco importa en este caso si la respuesta es lógica o no, sino que simplemente se satisface la necesidad de tener una respuesta para lograr entender el entorno.

Finalmente la religión da respuestas, equivocadas, ilógicas e irracionales, pero son respuestas que el ser humano cree necesitar para entenderse a sí mismo y el mundo en el que habita.

La religión cumple muy bien su función de dar respuestas, desafortunadamente el dar de forma continua respuestas equivocadas sólo podría traer como consecuencia una gama de acciones equivocadas toda vez que la información para tomar una acción no es acorde a la realidad.

La historia nos enseña que muchas acciones incorrectas se tomaron con base en respuestas que la religión brindó de forma igualmente incorrecta, desde creer que la Tierra era el centro del Universo hasta quemar brujas.

Pero ¿actualmente ocurre así?, ¿en verdad todas las acciones de los creyentes van en función de las respuestas equivocadas de la religión? la respuesta es no necesariamente.

El cerebro humano ha dividido (en gran parte) el pensamiento mágico de la realidad y divide sus acciones dependiendo de cada acción que deba tomar. Por ejemplo: el creyente no ve ningún problema en orar para sanarse. Algunas religiones hacen cadenas de oración, jornadas de sanación, exorcismos y demás para ello... pero aunado va al médico y toma medicinas. La respuesta religiosa en caso de enfermedad es la fe, la curación mágica y sanadora de la oración. La respuesta racional es la opinión del experto y la ingesta de medicamentos y el creyente convive con ambas, las practica y en ambas confía.

Ha sido éxito de las ideas religiosas acomodarse y evolucionar, permitiendo que puedan coexistir dentro del cerebro humano. La cuestión es ¿es necesaria dicha coexistencia?, ¿acaso no es suficiente con la información racional?... este es el paso que se debe dar para considerar si este motivo de existencia de la religión puede eliminarse: entender que no todas las respuestas que la religión brinda son correctas y, por lo tanto, no es imprescindible vivir al amparo de las mismas.

3 comentarios:

Mar-o dijo...

¡Excelente entrada!, son de las tantas preguntas que nos hacemos (los no creyentes en religiones) y muchas veces no llegamos a entender el por qué aún siguen prevalenciendo las religiones en los pueblos del mundo, desde mi punto de vista, puedo añadir para sumar respuesta a las suyas, es que la relgión con su estrecha relación con los poderes del estado y el tener prescencia en las instituciones educativas, le ha permitido perpetuarse durante tanto tiempo y en el actual presente, son de las cosas que mantienen su falsa validez.


Saludos cordiales
Mar_o

jubeca dijo...

Existe un estudio, cuyo resultado revela que la fe o la creencia en algo sirve como un desestresante ya que brinda un bienestar similar al que se siente cuando alguien hace el trabajo por uno.
Es por eso que a un médico le viene muy bien un paciente tranquilo.

Ergo, nosotros los no creyentes, debiésemos tener peor salud...(broma)

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por los comentarios, sus ideas las pondremos en las siguientes entradas.

Saludos