miércoles, 11 de noviembre de 2009

Extorsión religiosa en España por "Ley del Aborto"

Extorsión: (Del lat. extorsĭo, -ōnis)... 2. f. Presión que, mediante amenazas, se ejerce sobre alguien para obligarle a obrar en determinado sentido.
RAE

El portavoz de los obispos españoles, el jesuita Juan Antonio Martínez Camino, ha dicho:

"Quien apoye, vote o promueva esa ley está en pecado mortal público y no puede ser admitido a la sagrada comunión",

"Quitar la vida a un ser humano es contradictorio con la fe católica. Quien contribuya a ello está en la herejía y, por tanto, excomulgado".


Dichas declaraciones se refieren a la denominada "Ley del Aborto" que se está discutiendo en España por los diputados.

Estas "amenazas", para un no religioso, serían para carcajearse. Sin embargo, para un creyente católico, el hecho que se le diga por el "representante de Dios" en la Tierra que se le "privará" de acceder a la salvación es algo que puede generar un cambio drástico en una determinada actuación.

Estas "amenazas" SON EXTORSIONES que la Iglesia, sin empacho, realiza públicamente.

Sustrayéndonos del ámbito religoso, hagámonos la siguiente pregunta: ¿qué pensaría un Juez si una institución le dijera a un diputado que si no vota de acuerdo a sus intereses, sería expulsado de dicha institución?, ¿es eso extorsión?, ¿cuál es la diferencia entre el ejemplo y lo que la Iglesia hace?

Aunque dudo mucho que ocurra, dichas declaraciones deberían de ser objeto de investigación penal para determinar si efectivamente incurren en una figura delicitva y, de ser así, la Iglesia debería de ser perseguida penalmente. Obviamente eso no ocurrirá.

Esperemos que los diputados no se dejen amedrentar con amenazas de quitar lo que no existe: una supuesta salvación que la Iglesia vende a costa de ser un borrego ciego.

2 comentarios:

Luis dijo...

Lo de estas declaraciones es ya increíble. No entiendo que no se tomen medidas legales contra esta gente. Cualquier comparación resultaría odiosa, nadie en este país podría hacer declaraciones semejantes y quedar impune.

Es vergonzoso, irritante e inadmisible...

Señor de Xibalba dijo...

Hola Luis, que gusto leerte nuevamente.

Esa es precisamente la ventaja que la religión tiene por sobre cualquier idea: son prácticamente intocables al escudarse bajo la una libertad religiosa tergiversada y manipulada a conveniencia.

Saludos