miércoles, 11 de noviembre de 2009

Parábolas ateas: Segunda parábola: La Oración


La oración es como un pozo de los deseos al que arrojas monedas.

En un pozo de los deseos, el pidiente se presenta al pozo, pide un deseo, arroja una moneda y espera que se cumpla.

Puede que el deseo se cumpla, pero no derivará de arrojar la moneda o no, sino de las circunstancias reales.

Si el deseo se realiza, el pidiente lo achacará a haber ido al pozo y arrojado la moneda.

Si el deseo no se realiza, el pidiente habrá perdido su moneda y no la recuperará.

En cualquier caso el pidiente le pide a alguien indefinido e inexistente el cumplimiento de su deseo.

La oración es igual.

Quién ora lo hace por dos motivos: para cumplir con un precepto religioso y en consecuencia ganarse el Paraíso o para pedir algo específico: salud, bienestar, felicidad, etcétera.

En ambos casos se invierte tiempo, irrecuperable. Al igual que arrojar monedas al pozo.

En ambos casos se dirige a un ser indefinido e inexistete, al igual que en el pozo.

Y, al igual que en el pozo, si la petición de la oración se cumple, se dirá que es por la oración y si no se cumple, se dirá que Dios tiene sus propios designios...


Lo que es cierto es que no existe, al igual que en el pozo, relación entre el deseo y el cumplimiento del mismo.

3 comentarios:

Mar-o dijo...

Creyente religioso: yo creo en dios y punto.

Esceptico: pero por qué crees en dios?

Creyente religioso: él ha hecho muchas cosas en mi vida y responde mis oraciones.

Esceptico: es decir que no te falta nada, bien, podrias pedirle en nombre de los miles de millones de personas que hay en el mundo, que no tienen nada para poder vivir, niños muriendo de hambre o simplemente de sed, con sida, con cancer, sería buena idea pedir por ellos, ya que a ti te lo ha dado todo, es más si es tan poderosa la oración y el dios en el que tu crees, deberias de hacer una ahora mismo, y pedir erradicar todos esos males ya mencionados...si no funciona lo entenderé, claro eso no te demostrará nada.

Absurdo!

Bayo dijo...

Hola Señor de Xibalba:

Seguramente, ya lo leíste, pero, de todas maneras quiero dejarte este artículo excelente e imprescindible:

Ateísmo y escepticismo militante

Saludos.

Bayo

Ateos de habla hispana dijo...

Cuando un creyente reza y ve realizado su deseo dice que Dios lo escuchó. Si no se le realiza dice que Dios sabe lo que hace y tiene destinado algo mejor para él.

Nótese que casi nunca pide cosas imposibles. Por ejemplo: si un amigo está enfermo de cáncer avanzado, generalmente no pide su recuperación, prefiere pedir fortaleza al afectado para que sobrelleve su mal y pueda reunirse pronto con el "creador".

En fin... No es su culpa.