miércoles, 21 de octubre de 2009

Para reflexionar sobre Dios, hay que creer en Dios... ¡Que viva el sesgo de confirmación!

El Papa Benedicto XVI dedicó la catequesis de la audiencia general de hoy (21-10-09) a reflexionar sobre las enseñanzas de San Bernardo de Claraval (1090-1153) y recordó “que sin una fe profunda en Dios, alimentada por la oración y la contemplación, nuestras reflexiones sobre los misterios divinos corren el peligro de transformarse en mero ejercicio intelectual y pierden su credibilidad”.
Fuente

Para Benedicto sólo se pueda reflexionar sobre la idea de Dios y que dicha reflexión sea válida (creíble), sí y sólo sí se cree indudablemente que Dios existe.

De esta forma todo el razonamiento circula sobre una misma vía: confirmar, de cualquier modo, la creencia en vez de demostrar si ésta es cierta o falsa.

¡Que viva el sesgo de confirmación y adiós a cualquier duda!

Para ver lo absurdo del argumento, tomemos la última frase: ... nuestras reflexiones sobre los misterios divinos corren el peligro de transformarse en mero ejercicio intelectual y pierden su credibilidad.

Así únicamente aquellos que creen en Dios son capaces de realizar reflexiones creíbles y a contrario sensu se puede descartar cualquier reflexión de un no creyente, sentándose las bases para descartar ideas contrarias a la fe.

Siguiendo esta línea, la Iglesia nunca pierde:

Para reflexionar sobre Dios, hay que creer primero en Dios (orar y ser contemplativo).
Aquellos que creen en Dios (oran y son contemplativos), tendrán reflexiones "creíbles".
Aquellos que no creen en Dios (ni oran ni son contemplativos), tendrán reflexiones no creíbles pudiendo, entonces, ser descartadas sin más. Punto y final.

Y eso debe ser cierto aunque sea absurdo ¡¿que no ven que el Papa lo dijo?!

2 comentarios:

Minerva dijo...

Hola.
Parece que el criterio a seguir es :
Si crees en dios todos tus pensamientos y reflexiones valen la pena.
Si no crees, si dudas o te haces preguntas sobre un dios, entonces será descartada inmediatamente.

Al parecer la consigna es:
Tines 2 opciones: CREES O CREES.

Un saludo.

Señor de Xibalba dijo...

O crees... XD, saludos Minerva.