viernes, 9 de octubre de 2009

Algo de astrofísica, curas-científicos, ateos y falacias a granel

Resulta aburrida la perorata Creacionista y del Diseño Inteligente.

Lo último que leí en la fanática católica web ACI Prensa, el artículo llamado Nuevos hallazgos astrofísicos dejan poco sitio al ateísmo, afirma científico, que contiene hechos a medias, verdades a medias y falacias.

En resumen, el jesuita, filósofo y físico Robert Spitzer, ex rector de la Universidad Gonzaga, explica que la astrofísica es la clave para demostrar la existencia de Dios y basa su afirmación en los siguientes argumentos:

1. "el Universo no es infinito, sino finito, comenzó en un cierto punto (estimado aproximadamente en trece mil millones de años), y está en constante expansión."

La pregunta es ¿y?, ¿dónde encaja exclusivamente Dios en ésto? que el Universo sea finito y que tuvo un principio no significa que exista un Creador, sino simplemente lo que se afirma: El Universo es finito y tuvo un principio. La generación de ese principio es algo que no se ha demostrado, por lo que encajar Dios acá es aventurado, absurdo y patético, sobre todo para un científico. Este es un claro ejemplo de falacia Non Sequitur, entre otras.

2. "La complejidad del Universo se basa en un equilibrio increíblemente delicado de 17 constantes cosmológicas. Si cualquiera de ellas se modificara una décima a la tetragésima potencia, estaríamos muertos y el Universo no sería el que es",

Nuevamente ¿y?, ¿dónde encaja exclusivamente Dios en ésto? las constantes, complejidad, sincronización y ajuste fino no demuestran per se la existencia de un Creador. Demuestran que se han generado condiciones ad hoc para la existencia del Universo como lo conocemos.

Este argumento es además generado en relación a la existencia del ser humano, como si todo hubiera sido "creado" o "diseñado" para que éste exista, algo que resulta ser también absurdo, sobre todo para un científico.

Otro ejemplo de falacia Non Sequitur, falacia de Percepción Selectiva , sin contar con los sesgos cognitivos y personales del sacerdote.

3. "cada modelo del Big Bang muestra lo que los científicos llaman una singularidad, y la existencia de cada singularidad exige que exista un elemento externo al Universo".

Otra vez ¿y?, ¿dónde encaja exclusivamente Dios acá?, ¿acaso no puede ser una fuerza natural, no divina?, ¿por qué una fuerza externa al Universo?, ¿acaso no podría ser una variación de otro Universo o, incluso, del mismo?

Mismas falacias anteriores y Post hoc ergo propter hoc.

4. Todas las explicaciones nos llevan "a una fuerza que es previa e independiente al Universo. Puede sonar a argumento teológico, pero realmente es una conclusión científica".

Por última vez, el hecho que exista una fuerza previa y/o independiente al Universo no significa bajo ningún punto de vista, que dicha fuerza sea Dios y, en el hipotético caso que así fuera ¿a cuál Dios nos referimos? ¿al cristiano? ¿Alá? ¿Yahvé? ¿por qué tendría la Iglesia la razón sobre que su Dios es el correcto?

Se presenta, entre otras, el famoso sesgo de confirmación en dicha afirmación, falacia ad ignoratiam.

Y, algo que me llamó mucho la atención:

El experto indicó que "no se puede no aceptar la existencia de esta singularidad. Esta teoría es tan sólida que el 50 por ciento de los astrofísicos están ‘saliendo del armario’ para aceptar una conclusión metafísica: la necesidad de un Creador, fuera del espacio y del tiempo".

¿De dónde sacó esta estadística? ¿dónde está ese 50% de astrofísicos que menciona? algunos nombres estarían bien.

Es triste ver como los creyentes se dejan manipular por estos pseudo-científicos con tal de confirmar sus creencias y darles ciertos sustentos fácticos.

Es triste ver como este pseudo-científico desinforma y manipula hechos para encajar las creencias que pretende hacer ver y que comparte o, al menos, es parte de su forma de vida.

Al final de cuentas con un simple exámen lógico de las afirmaciones del pseudo-científico (y le continúo llamando así porque que un supuesto científico asegure algo sin probar el método científico, no merece que se le llame como tal) se puede determinar la serie de errores de su razonamiento, por lo que ni es cierto que existan nuevo hallazgos que determinen y/o prueben la existencia de Dios y, mucho menos, que dejen poco, mediano o gran lugar al ateísmo.

Al final todo ésto es una réplica del dios de los huecos, aquél que vive donde la ciencia no ha respondido las preguntas.

2 comentarios:

Minerva dijo...

Hola, éste señor salió mas sabio que el mismo Einstein,(es una ironía)
Lo mas lamentable es que la gente se deje llevar por esa clase de "sabios".
Creo que es el afán por aferrarse a las creencias y ven lo que quieren ver.
Saludos.

Señor de Xibalba dijo...

Hola Minerva. Creo que estos "científicos" están condicionados para acoplar su creencia a los hechos o, simplemente, son charlatanes que buscan los pocos lugares para ubicar sus ideas de dios...


Saludos