miércoles, 29 de enero de 2014

Merchandising Vaticano o ¿cómo vender un Papa en 3 fáciles pasos?

Como recordaremos, la reacción de la ICAR ante el retroceso que Ratzinger representó para su imagen, fue beatificar a Juan Pablo II (en su momento escribí al respecto Creando un Santo Ad Hoc) pero era obvio que era demasiado el daño que ocasionaba mantenerlo en el poder. Ello resultó en la "voluntaria" renuncia al papado de Raztinger  (siendo el 4o papa en incurrir en la figura de papa emérito) y la consecuente llegada a Bergoglio al papado. 

Desde su llegada al Vaticano, Bergoglio ha logrado mantenerse en como una figura pública y logró retomar la pérdida de publicidad que dejó para la ICAR la muerte de Juan Pablo II. Eso es indudable.

El papa argentino Francisco ha sido la personalidad "política" más popular en Internet entre marzo y diciembre del 2013, según un estudio divulgado este martes por el sitio católico Aleteia.
El nombre del primer pontífice latinoamericano es el más buscado cada mes en Google , con 1,7 millones de consultas. Es también el más mencionado a nivel mundial por la red con 49 millones de referenciasfuente

Eso se ha logrado mediante una fuerte campaña publicitaria, que incluye especialmente el cambio de imagen de un papado difícil de tragar (Ratzinger) a una imagen campechana, de un tipo que pueden encontrartse en cualquier esquina y que, al hablarle, no encontrarías a ese fanático católico... claro, eso es PUBLICIDAD, lo cual por definición trata de comercializar algo para incrementar su consumo, aunque ese algo no necesariamente es lo que dice ser.

Entonces, revisando el proceso de cambio de papas, me saltan las siguientes ideas respecto de la excelente estrategia de mercadeo de Bergoglio, que a mi juicio puedo resumir en 3 pasos:

paso 1: cambia lo que genera rechazo, por lo que genere confianza: este cambio debe incluir el cambio de imagen:

De esta cara   a esta otra  hay una diferencia abismal.  El efecto halo es indispensable en lo que a imagen se refiere y la ICAR es experta en ello. Esto es fácilmente comprobable con las solemnidades de sus ritos, sus instituciones, sus vestimentas, etcétera, que generan un efecto seductor en el creyente. Esto fue logrado con Bergolgio Bergoglio, especialmente porque la comparación inmediata anterior carecía de aceptación, lo que hizo más fácil el cambio... esto nos lleva a pensar, que llevar a Razinger al papado bien podría haber sido una estrategia muy bien fraguada, porque no es lo mismo que Bergoglio reemplaza a éste a que lo hubiera hecho con Juan Pablo II...

Paso 2: Deja escuchar lo que quieren oír: Sumémosle al cambio de imagen, un pequeño retoque en la idea a transmitir. OJO, no cambiadas, sino dándoles un pequeño contraste que las haga ver menos dogmáticas, aunque en el fondo, sigue siendo lo mismo.  La gran mayoría de católicos no son los fanáticos que pretenden seguir a rajatabla el Catecismo, estos son los menos. La gran mayoría dividen sus ideas religiosas entre lo que ellos quieren aceptar y lo que la ICAR ordena, de modo que la aceptación debe de lograrse en ellos. Allí debe de fijarse la idea del papa campechano, apuntando a los jóvenes católicos.

Paso 3: Usa todos los medios a tu alcance para hacer llegar al público los cambios: Desde siempre la ICAR a utilizado los medios de comunicación para hacer valer sus ideas. Pero, la necesidad de llevar la imagen de Bergoglio a un nivel de aceptación tal que rompa cualquier esquema anterior, a resultado en la aparición de su foto en la portada de la revista Rolling Stones, algo que no creo que haya sido un proceso "natural", por la propia forma en que se ha venido presentando el proceso de mercadeo de la imagen de éste.


Esta idea se refrenda además con la imagen de Bergoglio-superman, del supuesto grafiti "anónimo" que apareció en el Vaticano y que fue tuiteado por la oficina de comunicaciones del Vaticano, en la cual se presenta a Bergolgio como un super héroe que con los "valores" va en rescate ¿de? pues eso queda a la imaginación.

No cabe duda que la imagen que la ICAR quiere transmitir, es cabalmente la que aparece en estos últimos medios: la de un papa que atiende las necesidades de las nuevas generaciones y que está al día con ellas, pero finalmente, la pregunta del millón es ¿efectivamente han cambiado las ideas de la ICAR? o, ¿solamente ha cambiado la imagen de su representante y, las ideas fundamentales, aquellas dogmáticas que generan discriminación, aquellas retrógradas, se siguen manteniendo?, ¿se ha hecho algo para cambiar los problemas de fondo de la ICAR... o se sigue sin hacer nada al respecto?, ¿es Bergoglio verdaderamente quien decide en la ICAR o es una marioneta publicitaria? el tiempo nos responderá.




2 comentarios:

Miguel Ángel García Calderón dijo...

Acertados tus comentarios, al menos eso mismo pienso yo y pues sin duda la mediática imagen de Francisco ha generado "un renacer" para la Iglesia Católica, al menos en cuanto a "boom mediático"...

Saludos =)

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por el comentario. No dudo que el mercadeo continuará, utilizando todo lo que esté en su poder para volver a Bergoglio, poco menos que pseudo estrella de musica...