miércoles, 19 de enero de 2011

De cartas, pederastas, el proyecto del beato-encubridor y un cura idiota

Imagen tomada de milenio.com




Hoy sale la nota que durante el papado del futuro beato Juan Pablo II se ordenó a la curia irlandesa no denunciar a pederastas. La carta de 1997 "... obtenida por la emisora irlandesa RTE y suministrada el martes a la agencia AP, documenta el rechazo de la sede pontificia a una iniciativa de la Iglesia irlandesa para empezar a ayudar a la policía a identificar a los religiosos pederastas, tras una ola inicial de juicios que tomaron estado público." y, por el contrario, el nuncio del entonces papa Juan Pablo II en Irlanda, arzobispo Luciano Storero "... destaca el derecho de la Iglesia de manejar todas las denuncias de abuso de menores y determinar los castigos en lugar de reconocer que las autoridades civiles tienen el poder de hacerlo.", además "... dijo a los obispos que su política de volver obligatoria la denuncia de presuntos crímenes “da lugar a graves reservas de carácter tanto moral como canónico”. y, por si no fuera poco, "... enfatizó en la carta que la política de la Iglesia irlandesa no era reconocida por el Vaticano y que era “meramente un documento de estudio”. Agregó que debía seguirse minuciosamente el derecho canónico, que requería manejar las denuncias de abusos sólo dentro de la Iglesia." y que "... la Congregación para el Clero establecería políticas mundiales para la protección de la infancia “en el momento adecuado”."

¿Así o más claro? Lo interesante de todo esto es que la Iglesia ha negado rotundamente que haya dado instrucciones respecto de ocultar los casos de pederastía, ¿qué opinarán ahora? y, lo peor de todo es que se pretende beatificar a quien estuvo en la cabeza de la Iglesia durante este período. Algunos dirán que probablemente no tendría conocimiento, por lo que les pregunto: ¿cómo prefieren a su beato?, ¿cómo un encubridor de pederastas o cómo un títere ignorante de su entorno? para gustos los colores.

Por cierto, este tipo de "ínstrucciones canónicas" es lo que hace que idiotas como un tal cura Jorge Gómez, irrumpa en un acto público haciendo gala de total ignorancia y irrespeto por que se está "hablando mal" de sus creencias pero no sólo eso, sino que además refrende su falta de tolerancia manifestando que "La violación de la fe es 10.000 veces peor que violar a una hija", creyendo que  con base en sus creencias no sólo tiene el derecho, sino la obligación de soltar tremenda estupidez... ya me gustaría escuchar qué piensa al respecto alguna víctima de un padre abusador ¿será que eso no es una falta de respeto del cura para las víctimas de violación?

2 comentarios:

Sr Cincuentón dijo...

Tu título era de por sí largo, pero debería ser aún mas:

De cartas, pederastas, el proyecto del beato-encubridor, un cura idiota y un superior de todos ellos que está haciendo carrera para santo ...

Señor de Xibalba dijo...

XD, aunque si te refieres a Benedicto, creo que ha sido uno de los peores enemigos de su propia Iglesia. Saludos.