martes, 5 de octubre de 2010

El Nobel de medicina y la Iglesia

Las retorcidas y retrógradas voces de la Iglesia se hacen oír nuevamente. Ahora se han expresado respecto del otrogamiento del Premio Nobel al pionero de la fecundación in vitro, Robert Edwards. El motivo: "... el científico llevó a una cultura que ve a los embriones como mercadería."

Al leerlo no pude más que reírme. Así de descarados ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Como si la Iglesia misma no viera en cada niño un nuevo creyente para aumentar su grey. Por ello el mantener la absurda prohibición a los anticonceptivos... por ello es inmoral el uso del condón aunque propicien la propagación de enfermedades de contagio sexual... La Iglesia es el ente menos adecuado para hablarnos de ética o moral ya que no han actuado, ni actúan, apegados a principios morales o éticos no nacidos de sus propias "verdades absolutas" tal y como Christopher Hitchens   tiene mucho que decir al respecto... (+/-).


Más de 4,000,000 millones de seres humanos han nacido gracias a la fecundación in vitro. La manipulación de embriones tiene una carga moral derivada de creencias propias de la Iglesia católica que al momento aún no ha determinado con certeza más allá de sus propíos dogmas que el embrión tiene calidad de persona sujeta de derechos. 

3 comentarios:

Jack Astron dijo...

Concuerdo con el artículo.

También sospecho que a la IC le fastidia que se experimente con embriones porque teme que llegue el momento en que el hombre pueda crear vida en el laboratorio.

En ese momento ya no podrá seguir afirmando que la vida la da Dios, y por lo tanto perderá uno de los pocos misterios que le van quedando para legitimar su supuesta autoridad.

… 4,000,000 millones de seres humanos han nacido gracias a la fecundación in Vitro --- Supongo que es un "typo".

Saludos.

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por el comentario y tienes toda la razón al respecto. Al momento e producir un ser humano vivo de forma completamente independiente de las células reproductoras se entrará en la encrucijada de si tiene o no alma y se les vendrá abajo el mito.

Arreglado el error, gracias

Diego, el Mapache dijo...

La Iglesia Católica pretende que nos quedemos en un estado muerto en cuanto a la investigación científica, pues al avanzar esta se abre la posibilidad de alcanzar logros que antes solo supuestamente Dios podía. Una postura bastante miserable a mi parecer, pues condena el avance de la humanidad y el bienestar que este pueda traer.

Saludos.