martes, 21 de septiembre de 2010

Algo de las finanzas de la Iglesia al descubierto


Resultan indignantes las notas de los últimos días respecto de algunas finanzas de la Iglesia, que de santas no tienen mucho. En Costa Rica salió publicada la nota de La Nación en donde se informa que la Iglesia creó sociedades para ocultar su patrimonio al público, patrimonio que en una de las sociedades asciende a $ 60,0000. Por su parte en la BBC se publica hoy la nota titulada Sospechan lavado de dinero en el Banco del Vaticano en donde las propias autoridades romanas han iniciado la investigación correspondiente por supuestas operaciones fraudolentas e ilegales realizadas a través de dicho banco y se habla de un monto inicial de $ 30,000.00.

Esta es la punta del iceberg ya que sería ingenuo pensar que estas son las únicas o las primeras acciones financieras dudosas de la Iglesia.

Es un secreto a voces que la Iglesia maneja el dinero e invierte sin que importe mucho si el objetivo de la inversión está apegado a sus propios principios o a la conducta que dice deben los demás cumplir. El problema es la doble cara, la doble moral de dicha institución que pregona por que el ser humano debe aceptar su propia pobreza y ofrecerla en sacrificio para poder optar a la salvación. Obviamente no cumple con lo que predica...

Pero dejemos de lado la estafa de la Iglesia al vender una salvación (indemostrada) del un alma (indemostrada) a través de sus ideas (indemostradas) y centrémonos en que esta ha argumentado que necesita de bienes, infraestructura, personal y demás bienes para complir con su "misión" y es que dichos bienes ha sobrepasado el efectivo uso real y objetivo que la "misión" pudiera tener (sólo en Costa Rica $ 60,000.00 guardados sin uso efectivo es un buen ejemplo) por lo que ha desvirtuado completamente su objetivo primordial. Esto es un negocio donde SE LUCRA CON LA FE E IGNORANCIA DE LOS CREYENTES.

Lo malo es que la Iglesia nunca deja de pedir y los cegados fieles no dejan de dar, coadyuvando con todos los males que propicia incluyendo el encubrimiento de pedófilos, para empezar.

Pero lo peor es que ese dinero dormido y sin uso bien podría calmar el hambre y sed o la enfermedad curable de muchos en el mundo, algo que la santa madre Iglesia NO hace simplemente por que no se le da la santa gana, prefiriendo mantener el dinero muerto en una cuenta sin tributar.... ¿puede esa entidad ser quien dicte los caminos y las directrices de la conducta humana o decida qué está bien o mal? lo dudo mucho.

2 comentarios:

Jedimaster dijo...

Insistimos:la ICAR está repleta de ingresos monetarios,pero nada de egresos monetarios.Es hora de empiecen a soltar ese fajo de billetotes obtenidos con su crimen,un crimen llamado engaño religioso.

Señor de Xibalba dijo...

Un crimen perfecto ya que nadie regresa a decirles que es mentira lo que predican... saludos