lunes, 3 de agosto de 2009

Lo absurdo de la Biblia: La homosexualidad es una abominación


Literalidad... según la RAE es la "Cualidad de literal", es decir algo "Conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no lato ni figurado, de las palabras empleadas en él.". Algo que es así, porqué así lo dice el propio texto.

Ejemplos hay de sobra, sobre todo en las religiones donde se presentan los mejores ejemplos.

Desafortunadamente, la literalidad no es tan literal como debería ser para el creyente.

El creyente acepta ciertas literalidades de los documentos que sustentan sus creencias PERO interpreta a su conveniencia otros que no van acordes a lo que cree.

Los creyentes cristianos son un excelente ejemplo: aceptan literalmente pasajes de la Biblia como por ejemplo: La Creación, La Vida de Jesús, La Resurrección, la Vida después de la muerte, lo abominante de la homosexualidad, etcétera y, obvian o evitan otras literalidades que no le convienen, interpretándolas de modo que encajen en sus definiciones de correcto, bueno o moral.

En el presente caso les traigo del recomendadísimo canal de TokiChannel este fragmento del vídeo de la serie The West Wing que pone en evidencia lo absurdo de la literalidad bíblica y la falta de lógica entre la escogencia de unos pasajes y los otros:



El vídeo se relaciona con otros dos muy buenos:

Parte 2
Parte 3

3 comentarios:

Hugo C. dijo...

No quiero ni pensar lo que diría Tomás de Aquino sobre la homosexualidad, un hombre que llegó a proponer ni más ni menos que la pena de muerte para los ateos. Todo un iluminado :P

Un saludo.

Bayo dijo...

Hola:

Lamentablemente, a los creyentes no les importan estas cosas. Sólo creen.

Saludos.

Bayo

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por los comentarios:

Efectivamente sólo creen y creen en lo que les dicen que tienen que creer no importa que sean ideas de la edad media (como Sto. Tomas de Aquino, precisamente)... me gustaría ver si se someterían a los métodos curativos de la edad media también.

Saludos