viernes, 3 de febrero de 2012

Hola de nuevo

Hola a todos los lectores, nuevos o antiguos... supongo que algunos no conocían nuevas entradas ya que contra cualquier pronóstico, pese a dejar de escribir por varios meses las visitas al blog se mantuvieron constantes.

Retomando el blog me siento como si fuera el primer día que lo inicié ya hace algunos años: nervioso y esperando que las ideas fluyan de nuevo como en su momento ocurrió. Había entrado solo a publicar los comentarios, sin responderlos ya que nuevas responsabilidades me limitaron durante varios meses las posibilidades de hacerlo. Espero que no ocurra de nuevo y, aunque tal vez no tenga la frecuencia de antes (en algunos casos habían 2 entradas por día) trataré que no se pierdan en la maraña de neuronas algunas ideas que me han estado dando vueltas.

Gracias a todos los que han pasado por acá, ya sea para compartir las ideas o para mostrar su inconformidad. Como siempre he tratado de publicar todos los comentarios y, como siempre, me he topado que las refutaciones de creyentes no dejan de basarse en razonamientos circulares, presumiendo la infalibilidad de la Biblia como fuente de conocimiento y/o de la existencia de Dios como verdad absoluta e irrefutable sin aportar más prueba que la sola afirmación. Como siempre son leídos, pero al final de cuentas se mantienen los mismos vicios del pensamiento que perjudican la defensa de la afirmación "Dios existe", así como la falta de medios de convicción para sustentarla.

Esos vicios son constantes en las defensas de la fe que nada nuevo tienen y se ahorrarían  algunos teclasos si leyeran antiguos comentarios del blog. No con eso quiero decir que dejen de comentar, sino que las respuestas están allí, solo hay que buscarlas... allí en este humilde blog, en la literatura, en la historia, en las ciencias... en la propia teología que tautológicamente crea su propio campo de estudio y en elucubrar al respecto se le han ido siglos. De este modo esa materia nos sirve para saber como no se debe llevar una creencia a las aulas universitarias y pregonar que es fuente de conocimiento per se.  Como decía un antiguo profesor: "... todo sirve para algo. Hasta lo más absurdo sirve para ponerlo de mal ejemplo o para demostrar como no hacerlo."

Me gusta escribir, por eso retomo el blog y acá se plasman ideas, las mías y tuyas si te animas, pero al final fuentes de conocimiento y de discusión, sea quien fuere quien esté en lo correcto. Como escribí en un principio no pretendo tener la verdad absoluta, nadie la tiene, pero si estoy equivocado: demuéstramelo, no solo trates de convencerme con argumentaciones espurias y razonamientos sesgados o falaces. Saludos a todos y espero leerlos.

3 comentarios:

Neckyo Cjang dijo...

Es bueno tenerte de vuelta.
Es reconfortante encontrar quien puede debatir en base a razones y no en necedad, fe o cualquier otra cosa intangible, y por lo tanto insostenible.

Esperando la siguiente entrada...

asimov dijo...

Me alegro de volver a leerte.
Para leer tonterias, ya sobran blogs, de los interesantes hay menos...

salu2.

Señor de Xibalba dijo...

Muchas gracias a ambos, es un honor que esas palabras vengan de ti querido asimov. Saludos