viernes, 3 de septiembre de 2010

Unas ideas respecto de las declaraciones de Hawking respecto Dios y el Universo


Ha sido un boom noticioso las declaraciones de Stephen Hawking respecto que Dios no tuvo nada que ver con la creación del Universo ya que con ello uno de los físicos más importantes que han existido y una de las mentes más privilegiadas de nuestros tiempos acepta que el Universo se generó de forma espontánea, por lo que resulta una consecuencia lógica que al no existir creador tampoco existe un motivo ni diseño predeterminado ni un objetivo o fin preestablecido para éste.

Tal vez, pecando de suspicaz, podría ser la forma de llamar la atención para la venta de su próximo libro "El gran diseño" que saldrá a la venta el 9 de septiembre... ahora hay que andar con pies de plomo con estas declaraciones.


Lo que si es cierto es que con ello Hawking no declara que Dios no existe, sino que simplemente dice que no tuvo que ver con la creación del Universo. Tengamos cuidado con ello cuando le citemos y, como anda cambiando de opinión cada poco, seamos cautos con sus declaraciones ya que pareciera ser que apunta a lo que muchos creyentes se han inclinado: la aceptación de una idea de dios que se adecúa a sus propias necesidades, ya no el dios creador sino uno personal que cumple con requisitos adecuarse a la lógica de cada uno, ubicándolo en lugares sin respuesta o donde estas dependen de las consideraciones personales y subjetivas de cada quien. El dios de la ignorancia, de las sin respuestas ubicado en los huecos del conocimiento. Una evolución necesaria para dicha figura si desea continuar con su "existencia" ya que la ciencia le ha ido, poco a poco, cerrando los espacios y copando sus antiguos dominios. Finalmente las preguntas son infinitas y siempre habrá lugar para que el creyente pueda colocar a su dios, así que festejemos las victorias del conocimiento, la razón y la lógica de una en una y de forma objetiva: hoy Hawking decide declarar que no hay creador del Universo. Punto.

4 comentarios:

Wilmar Alberto Martinez dijo...

Muy certera tu apreciación, si bien es cierto que la apuesta a un dios creador se ve cada día diezmada por la abrumadora evidencia de que todo parte del caos y el azar siempre abra espacio para que personas que no pueden lidiar consigo mismas se creen un dios a imagen y semejanzas de sus necesidades y espectativas.

Linux dijo...

La verdad es que ha sido o esta siendo una publicidad muy buena para vender. Faltan dos semanas, además, para que llegue el Papa al Reino Unido, y con la que estan preparando Richard Dawkins y sus amigos esto les viene de lujo.

Ya veremos cuales son los argumentos que pone Hawking en su libro, si más no parece intresante...

juan gabriel dijo...

Diga lo q diga el señor Stephen Hawking, cada día todo a mi alrededor me habla d la presencia d un Dios Creador y Padre, d un Dios q a amado tanto a la humanidad q le ha regalado la libertad d elegir, d elegir incluso creer en él, o no.... y como si fuera poco, nos a regalado a su propio hijo para dar testimonio concreto d su amor x la humanidad!! A pesar d todo, sé q Dios lo sigue amando con amor de padre....

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por los comentarios.

Estimado Juan Gabriel: dime, ya que todo a tú alrededor te habla de la presencia de un Dios creador y padre ¿qué te dice cuándo un niño nace con cáncer terminal? o ¿cuándo un niño nace en un lugar donde irremediableemnte morirá de hambre y sed, no antes de sufrir? ¿qué te dice eso? ¿cómo esos niños pueden elegir y ser libres?

Y, aunque sé que es tiempo perdido tratar de que entres en razón y utilices un poco la lógica: ¿acaso no hubiera sido mucho más sano y sencillo que en vez de mandar a su hijo a sufrir lo indecible nos hubiera hecho de modo que no lo hubiera necesitado o, mejor aún, se hubiera desecho del diablo antes que nos hiciera pecar...? recordá que ya sabía todo lo que pasaría ¿cómo puedes ser libre si ese ser ya sabe que harás y qué no harás, si estarás o no condenado? y ¿cómo puedes ser libre si ese ser te dice: puedes escoger, eso sí, sino me escoges sufrirás para siempre...?