lunes, 4 de enero de 2010

La fe es el sometimiento completo de la inteligencia y voluntad...

143 Por la fe, el hombre somete completamente su inteligencia y su voluntad a Dios. Con todo su ser, el hombre da su asentimiento a Dios que revela (cf. DV 5).


Catecismo de la Iglesia Católica

Para el católico, la fe es un sometimiento completo de:

La inteligencia y la voluntad a Dios.

¿Estás dispuesto a someter tú inteligencia y tú voluntad a un ser del cual no hay evidencia alguna de la existencia?

Es tú decisión.

FELIZ AÑO 2,010.

5 comentarios:

Minerva dijo...

Hola
Me acaban de escribir en mi blog
lo siguiente:
" SOLO HABLAN POR HABLAR,,,,,RECUERDEN QUE LA IGNORANCIA EN ESTE CASO DE LA FE,,,,JUSTIFICA Y SALVA,,OK "
¿ puedes creer esto?
O sea que se somenten para salvarse.
¡ah que pena me da!
Un saludo

Hector dijo...

Es dificil probar que Dios existe, pero es mas dificil probar que no existe y quitarlo de la historia, AC DC, otra pista, aun hoy en día es mas fácil someter la inteligencia y la voluntad ante un hombre como muchas autoridades, por dinero, con la plata baila el mono, o por otros bienes materiales, o ideologías o para satisfacer placeres, piensa luego existe en fin.

Señor de Xibalba dijo...

Probar que Dios no existe es igual de difícil que probar que un unicornio rosa no existe. Al ser ambos seres imaginarios, propiciar pruebas de su inexistencia es... como llamarlo... ¿absurdo? ¿Qué te parece si tú me pruebas que no existe el unicornio rosa? ya que si no lo haces, entonces sí existe.


Y en lo que tienes absoluta razón es que el dinero hace muchas cosas, entre ellas mantener a un montón de pederastas y vividores al amparo de la idea de Dios inexistente.

Saludos

Hector dijo...

El montón de pederastas y vividores al amparo de la idea de Dios inexistente entre comillas, como lo dices, y además al amparo de otras autoridades incluso de gobiernos mundiales como la ONU, otra pista eso no te la sabias tampoco, piensa luego existe, no investigas bien amigo, la iglesia trata de que salvarlos y que se arrepientan es el amor grande de Dios que se proclama, aun que dudo que alguno de estos se arrepientan, lo último que se pierde es la esperanza.

Señor de Xibalba dijo...

¿Algo sobre la prueba que tampoco existe mí unicornio rosa...?