jueves, 5 de noviembre de 2009

Meditación del Texas HoldEm


Hoy no voy a escribir nada porque resulta que me he enviciado con el Texas HoldEm Poker de Facebook... a veces pienso que Dios me pone estas tentaciones en el camino para que no continúe con mí labor desevangelizadora.

Sin embargo, en momentos como éste, debo ser fuerte y pensar en sí Dawkins, Darwin, Nietzsche o uno de tantos libres pensadores se hubieran dejado seducir por estas tentaciones que, ahora no dudo, son puestas por el mismísmo Creador ¿qué hubieran logrado? no cabe duda que son puestas para que pierda el camino que me he trazado.

Y, que quede claro: cualquier parecido con alguna meditación del creyente al considerar que algún ser imaginario le pone trabas a sus actos o es tentado para no hacer algo, es mera conincidencia...

3 comentarios:

Mar-o dijo...

Jajajaja, tremendo, como conocedor de juegos de casinos, te recomiendo que te alejes cuanto antes de las garras del creador.

Un saludo.

Señor de Xibalba dijo...

Eso intento, pero la carne es débil.

Saludos

Minerva dijo...

Hola Lo bueno soy de la vieja guardia y no me gustan los juegos.
jajja
Un saludo