viernes, 30 de octubre de 2009

Artículo recomendado: ¿Es satánico el Halloween?


Responder la pregunta del título es sencillo: Es satánico sólo para quienes creen en satanás.

Aunque la respuesta parezca absurda, es así. El halloween no tiene ningún origen satánico como fácilmente puede determinarse siendo medianamente objetivo. Para el efecto cito un reportaje extraído de esta fuente:

El antropólogo Celso Lara explica que dicha festividad se deriva de una la celebración que hacían los celtas cada 31 de octubre, cuando esperaban el nacimiento del sol, y concluía el 11 de diciembre, con el Día de Santa Lucía, que aún se celebra en Suecia. También era para conmemorar a sus antepasados.

* Para ayudar a que saliera el sol, los pobladores se disfrazaban y sonaban piedras, tambores y otros instrumentos para que las tinieblas desaparecieran y llegara el astro rey.
* El traslado de la celebración a las Américas se dio a partir del siglo XIV. Con la Segunda Guerra Mundial se convierte en una fiesta profana.
* “La fiesta no tiene nada de diabólico. Se hace porque esperaban la llegada del sol, como esperamos que llueva”, afirma el también catedrático de Antropología de la Religión.
* Lara explica que la fiesta viene a propagarse también con las tiendas de conveniencia y que empieza, sobre todo en América, con el intercambio de la calabaza y dulces.
* “A lo largo de la historia va a profanarse esa festividad, se vuelve una gran fiesta de disfraces”, dice. Agrega que tal actividad se vive más entre jóvenes y niños de clase media alta.


En otras palabras, su origen es el de una tradición de un pueblo pagano lo cual no significa que tenga relación con "el Diablo" o algo parecido.

Pese a ello las religiones (sobre todo las cristianas) se han dado a la tarea de satanizar esta celebración, alegando la existencia de seres fantásticos, brujas, diablos, monstruos y demás seres, que se ven atraídos específicamente en esa fecha, sin que exista motivo alguno que sustente dicha situación... bueno, con motivo ya que no hay que olvidar que las religiones viven y susbsisten del miedo que generan, manteniendo en la ignorancia a sus creyentes.

Sin embargo, lo que olvidan recordar quienes satanizan la noche de brujas, dándole parámetros de malvada y diabólica, son las cacerías que sus antecesores creyentes hicieron en quienes tachaban de brujas y para muestra, un ejemplo:



Fuente de la imágen.

Finalmente, quienes pretenden dar carácter de satánico a una celebración olvidan que sus religiones efectivamente cometieron actos que por mucho, dejarían corto a Satanás si existiera...

1 comentario:

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Ja ja ja! El final es muy bueno:

"Finalmente, quienes pretenden dar carácter de satánico a una celebración olvidan que sus religiones efectivamente cometieron actos que por mucho, dejarían corto a Satanás si existiera..."

¡No obstante, yo prefiero el Día de Muertos (Mèxico)!