martes, 25 de agosto de 2009

"Dios ha muerto" y otras citas



Un día como hoy del año 1,900 murió Friedrich Nietzsche.

De los muchos aspectos de la vida de Nietzsche y los muchísimos temas abordados en sus obras me llama la atención el Nihilismo. Que conste que no pretendo ahondar en los profundos abismos filosóficos del tema y la entrada es un mínimo reconocimiento a este filósofo que cambió para siempre la forma de ver la vida del mundo entero y, para recordarle, algunas citas, la mayoría tomadas de acá:

Debemos comer el pan con el sudor de nuestro rostro? Es preferible no comer nada con sudor, según el parecer de los médicos sabios.

El egoismo es la esencia misma de un alma noble.

Lo que no me mata me hace más fuerte.

Los grandes intelectuales son escépticos.

¿Es el hombre sólo un fallo de Dios, o Dios sólo un fallo del hombre?

Creo que los animales ven en el hombre un ser igual a ellos que ha perdido de forma extraordinariamente peligrosa el sano intelecto animal, es decir, que ven en él al animal irracional, al animal que ríe, al animal que llora, al animal infeliz.

Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.

El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.

El pensador sabe considerar las cosas más sencillas de lo que son.

En algunos la castidad es una virtud, en muchos es casi un vicio.

Fe significa no querer saber la verdad.

Hay almas esclavizadas que agradecen tanto los favores recibidos que se estrangulan con la cuerda de la gratitud.

La demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla.

La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.

Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño. Han exigido de él lo imposible, como todos los amantes.

Negar a Dios será la única forma de salvar el mundo.

No hay razón para buscar el sufrimiento, pero si éste llega y trata de meterse en tu vida, no temas; míralo a la cara y con la frente bien levantada.

Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan.

Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.

Vuestro honor no lo constituirá vuestro origen, sino vuestro fin.

Toda verdad es sencilla.

El último cristiano murió en la cruz.


Y, mí favorita:

Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos responder.

3 comentarios:

Minerva dijo...

Pensamientos que nos invitan a reflexionar y ser más críticos.
Se podría elaborar un compendio de cada pensador que se ha atrevido a decir o a escribirlo.
Saludos.

Señor de Xibalba dijo...

¿Te apuntas?

Minerva dijo...

Si claro, de hecho he resumido en un archivo cada pensamiento que he leido como los que has publicado, No es mucho, pero por algo se empieza.Saludos.