miércoles, 18 de febrero de 2009

Vicios del Pensamiento Crítico: Razonamiento Circular

Razonamiento circular

Definición:



Es una forma falaz de razonamiento en el que uno asume como verdadero algo que al mismo tiempo intenta probar.


Ejemplo:



Un hombre afirma que los fenómenos paranormales existen porque él ha tenido experiencias que pueden únicamente ser descritas como paranormales. Es decir, si se asume que únicamente puede ser descrito como algo paranormal evidentemente se asume la existencia o lo que se intenta justificar.

Ej. Los saltadores del circo llevan cables sujetos porque es imposible que éstos salten sin temor en el circo sin llevar cables. Estos razonamientos se usan también en el método socrático pero conscientes de la premisa supuesta y para encontrar hipótesis falsas



Recomendación:



Reconocer cuando un argumento asume un lema como verdad sin haber argumentado y al mismo tiempo se trata probar ese mismo lema. Si esto ocurre hay que buscar por explicaciones alternativas.

Dos imágenes que no dejan lugar a dudas:

Free Image Hosting at www.ImageShack.us




Free Image Hosting at www.ImageShack.us



Creyente: Dios existe
No creyente: ¿Por qué debería creerlo?
Creyente: Porqué la Biblia dice que Dios existe.
No creyente: ¿Por qué debería creer lo que la Biblia dice?
Creeyente: Porqué la Bibila está inspirada en la palabra de Dios.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Está confunciendo usted el razonamiento circular con la petición de principio, un error muy extendido, por cierto.

Se da la casualidad de que bastantes autores afirman que el razonamieno circular es una falacia de la que ya nos hablaba Aristóteles. Es un bulo que se ha ido extendiendo porque la gente no se toma la molestia de confrontar en los primeros analíticos tal afirmación. Si se para un momento a pensar en tales citas, comprobará que ninguna cita el punto exacto de los analíticos de Aristóteles en el que tal afirmación se produce. La causa: tal cita no existe.

Al contrario, Aristóteles habla tanto de razonamiento circular (Analíticos Primeros II, 58a, 22) como de petición de principio (Analíticos Primeros II, 64b, 34 - 65a, 9) y señala que son cosas diferentes, completamente diferentes. El segundo es falaz, el primero no lo es. Puede comprobarlo usted mismo consultando a Aristóteles.

Y una segunda cosilla. Me ha hecho bastante gracia el ejemplo que pone de Bush hijo, pero ¿qué quiere que le diga? A pesar de ser un chiste bastante ingenioso no vale ni para ejemplarizar una petición de principio (muchísimo menos para el razonamiento circular por lo que antes le he dicho). ¿Por qué no vale? sencillamente porque no se trata de un razonamiento (tampoco de un razonamiento falaz), para que haya razonamiento, sea verdadero o sea falaz) ha de haber varias proposiciones y la viñeta de humor sólo tiene una única proposición.

Perdone por la chapa que le he soltado.

Señor de Xibalba dijo...

Muy interesante lo que nos comentas aunque aún no me queda en claro cómo el razonamiento circular no es una falacia, si pudieras comentarlo te lo agradecería mucho.

Saludos

Anónimo dijo...

¡Vaya! Parece que mi contestación no llegó.

Lo primero:¿Qué es el razonamiento circular? Es una serie de dos silogismos (sólo pueden ser dos), en el que una de las premisas del primer silogismo pasa a ser la conclusión del segundo silogismo, conclusión que ha de ser probada a través de la conclusión del primero y de la inversión respecto a la predicación de la otra premisa del primer silogismo.

En pocas palabras: en el segundo silogismo se emplean tal cual aparecen dos juicios del primero, pero usamos la inversión de la predicación de tercer juicio que forma parte del silogismo. (sigue...)

Anónimo dijo...

(...continua) al haber invertido una de las premisas del primer silogismo (que a su vez es premisa del segundo) no podemos acusar de que se trate de una petición de principio, la inversión en cuanto a la predicación hace que estemos ante un juicio completamente distinto. No es lo mismo "todos los cuervos son objetos negros" y "todos las cosas negras son cuervos". El juicio es completamente distinto, no podemos hablar de petición de principio.

Eso sí, la inversión en cuanto a la predicación (cambiar el sujeto por el predicado y el predicado por el sujeto) no se realiza siguiendo las reglas de inversión mediata, simplemente se cambian sin más. Este cambio sólo es posible para los juicios universales negativos y para los particulares afirmativos. Para que la conversión sea correcta al no respetar las reglas de la inferencia, Aristóteles pone una condición: que sujeto y predicado sean coextensos, es decir, que los miembros de ambas clases sean los mismo para que la inversión en cuanto a la predicación no resulte falaz. (sigue...)

Anónimo dijo...

(...continua). Mediante esta nueva norma hemos conseguido evitar crear que el nuevo silogismo (y por tanto la serie de dos silogismo con el que construimos un razonamiento circular) sea falaz ya que al ser coextensos (y sólo si lo son de verdad) podemos intercambiarlos de posición (sujeto por predicado y predicado por sujeto) sin miedo a formar un nuevo juicio que sea un disparate.

La verdad es que es un disparate la conversión hecha, pero al salvar la verdad material del nuevo juicio respetando la coextensión de ambos términos, la validez del silogismo queda salvada.

Pero claro, la validez es material, no formal. De acuerdo, pero nadie a dicho hasta ahora que el razonamiento circular sea una ley lógica con validez universal y formal (la inversión sui generis realizada en él, la hace imposible) pero que no sea ley universal no lo hace falaz. Hay miles de razonamientos que solo son contingentes y que por tanto no tienen validez universal y no por ello son falaces.

El razonamiento circular sí resultaria falaz si no se comprobara feacientemente la coextensión de los términos invertidos. Pero respetandose no resulta falaz.