miércoles, 4 de febrero de 2009

Marcel Maciel: otro cura que se salió con la suya.


El padre Marcel Maciel era el fundador de la creciente y poderosa orden religiosa de los Legionarios de Cristo,.

La cuestión es que el susodicho fue sancionado en el 2006 por abusos sexuales a niños y hombres, como quién dice lo normal en la Iglesia Católica, pero hoy aparece en Reuters que se reconoció que además tuvo al menos un hijo con una amante.


Al ser consultado sobre si esas informaciones eran ciertas, el padre Paolo Scarafoni, portavoz en la sede romana de la orden, dijo a Reuters: "No podemos negar la existencia de esos hechos, pero no podemos entrar en detalles por respeto a la privacidad de las personas implicadas".

"Recientemente, hemos conocido algunos aspectos de su vida que son muy difíciles de entender, aspectos de su vida que no eran apropiados para la vida de un sacerdote", añadió.

Marcel Maciel, cura calientón que como buen párroco hizo todo lo que no debía hacer, aprovechándose de su calidad de sacerdote y a pesar de ello, logró fundar una de las órdenes religiosas de mayor crecimiento e influencia actual.

Su castigo: En el 2006, el Papa Benedicto XVI ordenó a Maciel que se retirara a una vida de "oración y penitencia", tras años de acusaciones de que había acosado sexualmente a seminaristas durante décadas. En ese momento, se convirtió en una de las personalidades más destacadas en ser acusada por abusos sexuales. ya que le quedó prohibido oficiar misa, confesar, dar los santos sacramentos, dar conferencias y la realización de cualquier acto litúrgico.

Imagino que con eso habrá pagado sus pecados... ¿tú que crees?

4 comentarios:

Luis dijo...

Más o menos lo que comentaba el otro día... La iglesia no castiga a sus sacerdotes, aunque sea por los actos más bajos que pueda cometer un ser humano. Pero lo peor es que la justicia no reclame a estas "personas" para que se las juzgue de verdad...

Deprimente...

It / Señor de Xibalba dijo...

Exacto, salen impunes de actos que para cualquier ser humano serían condena segura.

Luis dijo...

Solo añadir que al menos en El Intermedio (el programa de El Gran Wyoming, en la Sexta) han hablado de la noticia. Creo que han sido de los pocos que la han sacado a la luz...

Anónimo dijo...

Es injusto hacer generalizaciones. Conozco a muchísimos sacerdotes santos. Sin embargo por los pervertidos, locos y abusadores como el Padre Maciel, todos pagan las consecuencias.
Dios lo juzgará porque aquí en la tierra se pasó de largo haciando daño sin recibir ni un rasguño y ahora resulta que el Sr. Bravo, presidente de los 'Millonarios" de Cristo, ¡hay perdón!, quise decir "Legionarios"dice que ellos no sabnían NADA sobre esas acusaciones. ¡Les debería dar vergúenza!