viernes, 9 de enero de 2009

Achura: Locura y Fanatismo

La Achura es la conmemoración que millones de iraquíes chiitas celebran como la interpretación el martirio del Imán Hussein, asesinado en el año 680 por los sunitas.

¿Cómo lo hacen? pues para no dejar de lado las tenencias sádicas de la práctica fanatizada del Islam se flagelan y levantan sables hacia el cielo antes de golpearse la frente... terrible.

Algunas fotos:



¿terribles? ¿le harías ésto a tú hijo?








Como dijo García Máquez a través de José Arcadio Buendía en su novela Cien Años de Soledad:

Si no le temes a Dios, témele a los metales.

Sobre todo a los fanáticos con metales...

3 comentarios:

esizio dijo...

Hiba a defender su practica hasta que vi lo que le hicieron al niño. Auch, eso ya es demasiado, dañan a alguien inocente. Entiendo que muchos se lastimen para demostrar que aman a dios, pero meter a terceros, en especial niños. Vaya, increible que se siga practicando este tipo de salvajismo. A pesar de todo aun entiendo que lo hagan (al menos a medias) despues de todo es una tradicion de cientos de años, y negarte a hacerlo seria auto-condenarte a sufrir tortura por herejia o paganismo.

Daniel Barona Narváez dijo...

El problema, esizio, es que tanta gente no se de cuenta de que lo que hacen es perjudicial para cualquiera. Con las hemorragias que me imagino deben sufrir, sumado al calor y los insectos, me imagino que muchos deben correr un gran riesgo de muerte. Y ni qué decir de los niños.
Yo creo que estas prácticas permanecen en gran medida por la ignorancia de las masas.
He allí la clave. Si te das cuenta, los pueblos más ignorantes e incultos son los que conservan más sus tradiciones religiosas y sus ritos supersticiosos, los cuales pueden resultar muy perjudiciales para los que los practican.
saludos.

It / Señor de Xibalba dijo...

Estoy preparando un temita con distintas externalidades de la práctica religiosa, que como podemos ver son muchas, sobre todo cuando se mezcla el fanatismo con la concreción física de las prácticas religiosas.

Gracias a ambos por comentar.