viernes, 11 de abril de 2014

Y la Virgen se apareció en...

Cuántas veces hemos visto, oído o leído en los noticieros "serios" que la Virgen se apareció en... bueno, ¿dónde no? ayer en el twitter de Notisiete, se informa que apareció en una vivienda:


La verdad es que no es más que una mancha, pero la necesidad de confirmar las creencias, de la mano del amarillismo de la prensa, hacen noticias absurdos como éste. Y no es el único, como ejemplo:

La Vigen en la mancha de la pared

La Virgen en la protuberancia del árbol


La Virgen en el fondo de la taza de café

La Virgen en el tanque de agua

La Virgen en el derrame de detergente



La Virgen en la panza de la tortuga bebé
La Virgen en la botella de doble litro de Coca Cola

Finalmente somos presas de nuestro cerebro, la pareidolia junto con la necesidad de sustentar las creencias en algo físico, visible, testable, confirmable, hacen que los creyentes crean que una simple mancha es la imagen de su creencia. El problema es que esta necesidad de sustentar la creencia hace que muchos caigan, además, en manos de estafadores o charlatanes, que se aprovechan precisamente de ello para sacarles dinero, favores o lo que necesiten. 

Es por ello que hay que fomentar el pensamiento crítico y el escepticismo crítico: la fe NO es una virtud. La fe es una desventaja, ya que distorsiona la realidad y no permite que se tomen decisiones lógicas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estamos de acuerdo, esas imágenes son ilusiones, es imposible que la Virgen se aparezca en la botella de una coca-cola por ejemplo. Pero esto no quita que haya apariciones verdaderas, como las de Fátima donde predijo la 2ª Guerra Mundial e hizo el famoso milagro del Sol ante miles y miles de personas, o las de Lourdes donde son y fueron curadas una gran multitud de enfermos. Se que tú no creerás porque tu ciega y soberbia voluntad no quiere aceptar a Dios, y por ello jamás aceptarás un solo argumento a favor de su existencia. Tengo 1000 argumentos que ofrecerte, pero si no quieres creer, ninguno tengo. Si tú quieres ir al Infierno con tal de vivir una vida llena de vanidades y viles placeres y no adorar a Dios, allá tú, pero en la hora de tu juicio jamás digas que no fuiste advertido, y por favor deja de intentar quitar almas que solo a Dios pertenecen, porque te asaltará como la osa a quien han robado los cachorros.(Os., 13, 8)

SD Xibalbá dijo...

De esos "milagros" hay mucha tela que cortar, si deseas busca en este blog o en otros información certera de los mismos. Ahora bien, los ad hominems y argumentos ad baculum, ya pasan de largo sobre mi cabeza... dudo mucho que si existiera un dios, castigara a alguien por utilizar su cerebro, "creado" para analizar... es más, recuerdo una parábola de los talentos y de cómo decidió castigar a quienes no los usaron... ¿no te da miedo?