lunes, 12 de marzo de 2012

Estafando ilusos: de sanaciones y otras supersticiones

Hace unos días diagnosticaron a un niño allegado a la familia de una afección cardíaca. La familia del referido niño, así como él mismo, son acérrimos creyentes. Van a la iglesia de Cash Luna (de quien algunas entradas hemos escrito, como ésta) y son allegados a los meros meros de esa iglesia. La reacción al saber que estaba enfermo el niño fue: si dios se lo llevará, sabrá porqué lo hace. Sin embargo, después de algunos días de sufrimiento del niño al parecer se les remordió la conciencia y decidieron llevarlo a Unicar que es la institución especializada en este tipo de afecciones en Guatemala.


Los doctores les dijeron que la situación era muy complicada, tanto que les fijaron fecha para operación y hasta allí todo bien, pero el ínterin supuestamente, en una ceremonia religiosa, fue sanado milagrosamente e incluso hubo "un dictamen médico" en la misma ceremonia que manifestó que así era ¡¡¡ que había sido sanado milagrosamente gracias a la intervención divina!!! Aleluya y gloria a dios... claro, hasta que lo fue con médicos que no actúan para promover el fanatismo ciego.

Obviamente, al llevarlo de nuevo a Unicar para decirles que estaba sano, los médicos (verdaderos) le dijeron que no había sido sanado ni mucho menos... es más, le dijeron que de no operarlo se iba a morir. Así de sencillo.

Yo me pregunto ¿cuántos de estos "sanados" mágicos / milagrosos estarán efectivamente sanos?, ¿cuántos de los que van a ser "sanados" están efectivamente enfermos?, ¿cuántos médicos se prestan a "evaluar" en ese mismo instante, sin el historial clínico ni exámenes previos a un supuesto "sanado" y emitir criterio? pero la duda más grande es ¿quién, con cinco dedos de frente, se puede creer algo así? ilusos pero para se engañado se necesitan dos personas, el que se deja y el estafador.

¿Quién le da seguimiento a estos casos de "sanaciones"? aunque claro, cuando el enfermo, debido a la inexistente cura "recae" es su culpa, ya sea por no haber tenido fe o haber pecado...

Ya en su momento colgué el vídeo de Ska P llamado casposos, recomendado de nuevo ya que nos presenta (con ritmo) al estafador que se aprovecha de las creencias del iluso, del creyente, del supersticioso. Y es que se nos hace más sencillo creer en que por algún motivo indescifrable e imposible de entender se nos solucionan los problemas... eso si, no por que sea más sencillo es correcto y acá nos lo explica Richard Dawkins en este vídeo tomado del canal de YouTube de jacquespa llamado El origen Animal de la Superstición.

Lo que el estafador hace es utilizar nuestros instintos en nuestra contra, refuerza nuestra predisposición a creer que existen salidas fáciles o, en el peor de los casos, salidas imposibles.

Disfruten:



1 comentario:

Ateo dijo...

Si los padres por lo menos fueran responsables de estos actos y fueran a la cárcel como ya ocurre en algunos estados de EEUU. Pero claro la sacrosanta libertad religiosa está en casi todo el mundo por encima de los derechos de los niños

http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2011/06/fin-de-la-edad-media-en-el-estado.html