viernes, 26 de noviembre de 2010

Ateos en el tiempo: Paul Henri Thiry d'Holbach

De origen alemán, Paul Henri Thiry d'Holbach nació en Edesheim un 8 de diciembre de 1723 y murió en París un 21 de enero de 1789.

Se educó en Francia y obtuvo sus bienes y dinero de su tío que le heredó su fortuna. En su residencia se llevaban a cabo reuniones dos veces por semana llamadas La coterie holbachique (La camarilla de Holbach),  presididas por Diderot, en las cuales se presentaron Rousseau, el Barón von Grimm, o Buffona Adam Smith o David Hume, por mencionar algunos.

Fue enciclopedista, ateo, determinista y materialista que pensaba que el Universo es un sistema complejo de sustancias físicas organizadas de acuerdo a las leyes mecánicas de causa y efecto, y no un lugar diseñado por Dios.

El universo, que vasto conjunto de todo lo que existe, presenta solamente materia y movimiento: la oferta total a nuestra contemplación, pero no una inmensa, una ininterrumpida sucesión de causas y efectos. [Sistema de la Naturaleza 15]

Consideraba además que la religión organizada es la consecuencia de la ignorancia explotada por el despotismo, estableciendo que la religión conlleva al absolutismo y, por lo tanto, la rechaza. Asimismo sostenía que el ser humano es un ser natural, no creado divinamente y sometido a las mismas leyes que todos los demás animales...

La ignorancia de las causas naturales creado dioses, y la impostura hecho terrible. El hombre vivía feliz, porque se le dijo que Dios le había condenado a la miseria. Nunca se entretuvo un deseo de romper sus cadenas, como se le enseñó, que la estupidez, que la renuncia de la razón, debilidad mental, y la degradación espiritual, eran los medios de obtener la felicidad eterna.  [Sistema de la Naturaleza, 349-350]

"También cree que una voluntad libre no puede ser admitida en este universo que se rige por la necesidad; que la sensibilidad es característica sólo de una materia en especial (la animal) y que el alma como principio vital inmaterial no existe.", sin embargo, pese a su determinismo consideraba que debían existir reformas sociales en los sistemas feudales y religiosos de la época.

Fue un pensador radical y trató de demostrar, contra las ideas de la época, que el ateísmo no es sinónimo de maldad o perdición, sino que es la base de una ética bien determinada con base en la virtud como principio de la felicidad, sin injerencia de las religiones y dogmas absolutos. Algunas de sus ideas basaron los principios de la Revolución Francesa.

Escribió El cristianismo desenmascarado o Examen de los principios y de los efectos de la religión cristiana (1767), Sistema de la naturaleza (1770) incluido en el Indice de Libros Prohíbidos y La moral universal (1776), entre otros.

Fuentes:
http://www.skepdic.com/holbach.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Henri_Thiry_d%27Holbach
http://plato.stanford.edu/entries/holbach/

2 comentarios:

José Zanni dijo...

Un ateo en aquellas épocas, sí que lo debe haber tenido duro... un poco antes y lo quemaban.

Reinerio Ramirez Pereira dijo...

excelente