martes, 19 de octubre de 2010

Lectura recomendada: Repitiendo mantras del blog "La Ciencia y sus Demonios"

Animémonos pues a contrastar y a analizar racionalmente por qué nuestro médico nos receta pastillas en lugar de imanes, por qué en Renault venden automóviles en vez de manuales sobre viajes astrales, cuál es el motivo de que el pediatra nos aconseje vacunar a nuestro hijo en lugar de darle leche materna hasta los 30 años y cuál es la razón por la que los enfermos de SIDA que conocemos viven medicándose con antiretrovirales y a aquellos que se han curado con hierbas siempre los conocemos a través de un blog. Empecemos a preguntarnos por qué los videntes no son todos millonarios, por qué los vendedores de remedios milagrosos mueren de las mismas enfermedades que los demás y por qué estornudan los homeópatas.

Así finaliza la excelente entrada titulada Repitiendo mantras, del blog La Ciencia y sus Demonios.

Yo siempre me he preguntado: si los adivinos pueden conocer el futuro ¿por qué sufren accidentes, cómo es que pueden ser engañados? misterios misteriososssssss...

1 comentario:

Ylmer dijo...

Vaya...esas son palabras sabias...¡viva Carl Sagan!