miércoles, 7 de julio de 2010

Algunas ideas respecto lo absoluto, creyentes y no creyentes


¿Cuántas cosas ocurren en un mes...? Pocas o muchas, importantes o irrelevantes, todo depende de la perspectiva del observador. Finalmente, si en algo tenía razón Einstein es que todo es relativo y, por lo tanto, los absolutos son (o deberían ser) desechados por absurdos en si mismos, especialmente cuando estos derivan de situaciones indemostradas.

Tener la verdad absoluta o creer tener la respuesta absoluta es propio del pensamiento oscurantista y es en este punto donde se tergiversa la situación ya que en algunos casos el creyente considera que es el no creyente quien dice tener la verdad irrefutable e total al negar la idea de la existencia de un dios.

Aunque imagino que habrá excepciones, la gran mayoría de no creyentes que conozco consideran que no tienen la verdad absoluta y que, por el contrario, desconocen prácticamente todo respecto de nuestro pasado, nuestro entorno y nuestro futuro. Es tal el grado de desconocimiento que la ciencia reconoce que aunque en muchos, muchísimos casos ocurran situaciones muy parecidas, estas podrían variar por lo que resulta que todas las teorías y leyes científicas son sujetas de revisión e incluso cambio, siempre y cuando se demuestre. Partiendo de ese punto y siendo consecuentes con las ideas, creer que la posibilidad que exista un ser superpoderoso con los epítetos que queramos ponerle no es de cero. La pregunta es ¿cuál es esa posibilidad? Finalmente, al ser una calificación completamente subjetiva y relativa, depende de cada persona y por lo tanto la probabilidad aumentará o disminuirá dependiendo directamente de las cualidades que le confiramos a nuestra idea de ese ser que llamamos dios.

Bien pues entonces corresponde al creyente, quien se dice sabedor de la existencia de dicho ser, definirlo y una vez definido establecer si es viable la idea que propone y es allí donde entra la postura atea: hasta el momento nadie, en ningún tiempo, ha logrado definir a dicho ser y las cualidades que se le otorgan (mas o menos) le hacen imposible de existir por lo que resulta ser que la negación de las ideas (o mejor dicho pseudoideas) de los dioses que hasta el momento han propuesto es la postura mas lógica. Obviamente, si dicho ser es comprobado la negación seria absurda por que estaría negando un hecho, pero al momento eso no ha ocurrido.

Es por ello que el no creyente no se dice propietario de la verdad absoluta como en muchos casos el creyente considera ya que una postura atea bien entendida y basada en el razonamiento crítico no puede eliminar de forma absoluta la probabilidad de existencia de un ser supraterreno, todopoderoso y demás ya que sería tonto creer saberlo todo PERO lo que si puede hacer es evaluar cada una de las pseudoideas propuestas y concluir que las mismas no son suficientes como para asegurar dicha existencia y mucho menos crear toda una forma de vida a su alrededor.

3 comentarios:

Mar-o dijo...

Bueno leerte de nuevo, amigo...por esa duda, ese escepticismo que nos permite las ciencias es que muchos nos interesamos en los argumentos dispuesto a revisión y nuevos planteamientos, nunca conclusiones absolutas como las creencias religiosas llenas de intolerancia.

Saludos

kokosha dijo...

Xibalba: Estoy totalmente de acuerdo contigo, soy atea y no creo tener la verdad absoluta ni puedo desechar la idea de que pueda existir un ser o seres todopoderosos o una inteligencia absoluta aunque me inclino mas a creer en una fuerza palpable mucho mas poderosa que nosotros y creadora de todo el universo como lo es la naturaleza. Que hay mas alla de la naturaleza o hasta donde se extiende, ese para mi es el misterio y la búsqueda. Pero creo que el conflicto entre ateos y creyentes no es exactamente este y tal vez se debe a que la palabra no nos define bien pues ateo es sin dios y esto es lo que nos limita porque sin temor a equivocarme la mayoría de los ateos buscan una explicación al misterio de la vida y el universo, finalmente es una de las razones principales de ser de la ciencia, pero una explicación mas sensata y racional y es ahí donde diferimos con los creyentes pues no es tanto la idea de la existencia de "algo" sea lo que sea, lo que negamos si no las ideas absurdas y totalmente estúpidas de las religiones que han causado tanto dan~o a la humanidad.

Señor de Xibalba dijo...

Gracias por los comentarios:

Mar-O, el gusto es mio.

kokosha: tienes razon respecto del conflicto que mencionas, este solo es un argumento falaz que utilizan los creyentes.

Saludos