jueves, 24 de septiembre de 2009

Por la aplicación de exámenes psicológicos a seminaristas y curas


Creo que es importante hacer algo con las cosas que nos molestan, sobre todo cuando estas tienen implicaciones sociales.

Dentro de lo poco que puedo hacer es hacerme escuchar por lo que el día de hoy cree el grupo en Facebook llamado:

Por la aplicación de exámenes psicológicos a seminaristas y curas

El motivo es:

Por que no es posible que una institución con responsabilidad social, en la cual confían millones de seres humanos, albergue, cuide, fomente y respalde a abusadores y pedófilos.

Por que no es posible que no exista una sola norma o directriz canónica que obligue a la realización de exámenes que aseguren que las "representantes de Dios en la Tierra" son personas mentalmente sanas y que al menos, no abusarán de los seres más inocentes: los niños.

Por que si bien es cierto que los exámenes psicológicos no establecen verdades absolutas, también es cierto que son nuestra mejor arma para detectar problemas o predisposiciones mentales y, por dicho motivo, poder prevenir futuros abusos.

Por lo que es NECESARIO EXIGIRLE a la Iglesia Católica como institución social, que establezca como norma de cumplimiento obligatorio el sometimiento de los futuros curas (seminaristas) a exámenes psicológicos que permitan determinar a posibles futuros abusadores pedófilos y por lo tanto, no se les permita acceder a ser sacerdotes.

Y, es NECESARIO EXIGIRLE a la Iglesia Católica como institución social, que establezca como norma de cumplimiento obligatorio el sometimiento de los curas o sacerdotes a exámenes psicológicos que permitan establecer actuales abusadores pedófilos y por lo tanto, separarlos de dichas funciones.


Quien quiera unirse es bienvenido.

3 comentarios:

Rocktambula dijo...

Despues de leer todo esto antes de hacer un comentario, uno duda; pero no importa: Digo lo que pienso...

Yo pienso que el problema está centrado básicamente en las normas que se manejan al interior de la iglesia católica. Prevenir sobre un abusador o un pedófilo a traves de un exámen psicológico creo que éste se quedaría corto. El principal problema se llama celibato = prohibición sexual. La iglesia catòlica desconoce la sexualidad del individuo y sus impulsos, por tanto, desconoce la naturaleza del ser humano. En tanto no se reconozca la libertad de la sexualidad humana, es muy complejo prevenir o evitar conductas aberrantes. Considero entonces que el primer paso es detener esa prohibición absurda y carente de sentido lógico: si a los sacerdotes se les permitiera tener compañero(a) sexual y/o sentimental se reduciría considerablemente las conductas aberrantes y violentas derivadas de la inhibición sexual.

http://directamenteysinrodeos.blogspot.com/

Señor de Xibalba dijo...

Hola:

Tienes toda la razón respecto de lo absurdo del celibato, sin embargo creo que sería mucho más sencillo que la Iglesia aceptara someter a sus miembros a algún tipo de exámen que eliminar el celibato.

El grupo propone una acción concreta, directa y tangible que podría ayudar.

Saludos

Rocktambula dijo...

Bueno, es cierto que entre una opción o la otra pues la del exámen psicológico puede ser menos transversal, ojalá se logre algo, porque si no la otra opción sería modificar las leyes y asi negar beneficios a los clérigos que cometan delitos de lesa humanidad.