jueves, 7 de mayo de 2009

Uno más a la cuenta de curas cachondos: El Padre Alberto


El cuento de nunca acabar:

Un cura famoso = Ser humano = necesidades fisiológicas naturales = Padre Alberto fotografiado con una mujer en "situaciones bastante comprometedoras".

... además de las gráficas, cuenta con imágenes de vídeo en las que se aprecia al padre católico "abrazando, besando e introduciendo su mano dentro de la parte baja del bikini de una mujer, en una de las playas de Miami".


El concupicente sacerdote ha pedido perdón en su página, por lo que ha aceptado tácitamente las fotografías.

La cuestión es que el susodicho era un ejemplo dentro de la comunidad católica, tenía un programa televisado dónde hablaba de moral, ética, valores, etcétera... obviamente no creo que considere que predicar con el ejemplo es lo mejor.

Uno de los muchísimos ejemplos de doble moral (Lugo, Maciel, etcétera) que no dejan lugar a dudas que estamos frente a una institución decadente y retrógrada que prefiere mantener sus normas medievales (celibato, entre muchas otras) a reconocer equívocos. No dudo que con ésto cavan su propia tumba y, finalmente, se darán cuenta que la evolución (de todo tipo) es necesaria para la supervivencia.

3 comentarios:

Minerva dijo...

Me llama la atención en el comunicado del padre pidiendo perdón a los feligreses, y dice: "Les aseguro que mi servicio y dedicación a Dios continuarán intactos" , me dá la impresión de que no dimensiona lo deshonesto del acto su doble vida, porque así está acostumbrado a verlo y vivirlo dentro de la iglesia.

Anónimo dijo...

Me parece estúpido que tenga que pedir perdon por un acto humano tan increible como es el acto sexual. Si no fuese por su moralista, estúpida y arcaica creencia no tendría necesidad de hacerlo; y mas bien la disfrutaría como un acto de placer, no uno de culpa como lo hace parecer.

Mar-o dijo...

El Padre Alberto, toda una celebridad para la comunidad hispana en Estados Unidos, sin lugar a duda metio la pata, viendolo desde su posición, y desde la institución que el representa, humanamente hablando, nos limitamos a encojernos de hombros y decir "y", pero, en su mundillo, es condenado, y le propongo a su gente que lo manden a apedrear o a quemar en una hoguera.

Otra cosa, pregunta...con lo bien que les cae el padre Alberto a muchas y por supuesto a muchos "feligreses", y no feligreses, con lo apuesto ¿?, que dicen que es, ¿habra sido el primer metion de patas que da, el padrecito? ¿que piensan ustedes?
Saludos.