lunes, 15 de diciembre de 2008

Escepticismo... si, pero crítico.

Si crees que al ser escéptico has dado un paso significativo en dejar atrás los dogmas y creencias infundadas que han regido el mundo por siglos, déjame que te diga que tienes razón.

El escéptico basa su punto de vista en la duda y tal como lo dijera Unamuno en El Nombre de la Rosa (descarga gratis El Nombre De La Rosa) a través de Guillermo de Basquerville: la duda es enemiga de la fe.

Pero ¿es suficiente dudar de todo? No, si lo hiciéramos simplemente nos convertiríamos en seres incapaces de tener conocimiento alguno ya que todo carecería de sentido real y el ser humano necesita tener conocimientos para su devenir diario.

Entonces ¿Qué hacer? ¿Cómo lograr adquirir conocimientos que no estén basados en situaciones irreales o falsas?, allí entra la propuesta del Escepticismo Crítico:

La denominación Escepticismo Crítico deviene de la interconexión de Escepticismo y Pensamiento Crítico, un artículo interesante aquí.


El primero, como ha quedado establecido, que nos presenta la duda de cierto hecho.
El segundo, como el procedimiento que nos permitirá determinar si la respuesta a nuestra duda está basada es una situación comprobada o comprobable.

Ejemplo absurdo:
Premisa: Untarse aceite para motor en el estómago es bueno para bajar de peso.
Escepticismo: ¿no creo que untarse aceite para motor me haga bajar de peso?
Procedimiento de Pensamiento Crítico:
1. Que yo sepa, el aceite para motor no contiene ningún elemento que sirva para eso ni he conocido a alguno que lo haya utilizado.
2. Preguntando a un experto en nutrición me ha dicho que el aceite para motor no sirve para bajar de peso y, además, me puede causar una irritación si me lo unto en el estómago.
3. Revisando las indicaciones y los ingredientes del aceite para motor he logrado determinar que ninguna indicación me sugiere que me lo unte ni algún ingrediente sirve para bajar de peso.
4. Llamé a la distribuidora del aceite de motor y me respondieron que el aceite para motor no sirve para bajar de peso.
5. Revisé en Internet los mejores métodos para bajar de peso y ninguno de ellos sugiere el uso de aceite de motor.
Conclusión: tal y como lo dudé y derivado del procedimiento realizado para CONFIRMAR dicha duda, untarme el aceite de motor no sirve para bajar de peso.
Es obvio que el ejemplo absurdo que he puesto es sencillo, la duda en otros aspectos será más elaborada y el procedimiento deberá abarcar muchos pasos, ratificaciones, procedimientos, pruebas u otras formas de confirmación para alcanzar la conclusión .
En otras palabras, la utilización del procedimiento crítico nos servirá para confirmar, en la medida de lo posible, los conocimientos que hemos adquirido.

En el link un interesante esquema del procedimiento del pensamiento crítico en Wiki.

¿Qué ocurre si no se utiliza dicho procedimiento pero eres una persona escéptica? Bueno, tendremos dos opciones:

La primera es que dudemos de todo y nuestro margen de acción sea limitado debido al hecho que no estemos seguros de nada, por lo que no asumiremos ningún riesgo. Eso aunado al hecho de nuestros posibles problemas mentales.

La segunda es que como debemos tener certeza en ciertas situaciones, empecemos a generar nuestros propios conceptos y premisas sin basamento lógico-crítico, lo que nos conllevará a creer en lo que mejor se acople a nuestras necesidades del momento.

En ambos casos adoleceremos de certeza y quedaremos igual que antes de nuestro escepticismo: sin posibilidad de adquirir conocimiento comprobado o comprobable.

2 comentarios:

Daniel Barona Narváez dijo...

Muy bueno tu artículo. Me parece que das en el clavo al respecto. De hecho, no se puede ir hacia ninguno de los extremos: ni ser muy crédulo ni ser extremadamente escéptico, porque, como decía Carl sagan, el muy crédulo podría creer en cosas que no tienen fundamento alguno, y el muy escéptico podría descartar ideas valiosas al rechazar todo así sin más.
Un saludo.

It dijo...

Gracias por comentar Daniel. Saludos.